Claves para ser más rentables y eficientes

10 de Noviembre de 2021

Para obtener resultados distintos en cuanto a la rentabilidad de una empresa, es preciso hacer las cosas de forma diferente. Aquí algunos consejos que pueden aplicar las compañías para reponerse de lo que fue el 2020.

Lamentablemente, no es secreto el negativo impacto que trajo la pandemia por Covid-19 a la mayoría de los negocios. Hubo más de 1 millón de pequeñas y medianas empresas (PyMEs) que se vieron obligadas a bajar la cortina, según información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), debido a los retos financieros y tecnológicos a que se enfrentaron.

Sin duda, a partir del año pasado la transformación digital ocupa uno de los primeros lugares en sus agendas, con el fin de estar listas –de preferencia en tiempo récord– para mantener la operación y la continuidad de sus negocios aun si son obligadas a mantener cerradas temporalmente las puertas de sus establecimientos físicos o si en el futuro se presentan nuevos retos. Pero a la par hay otros cambios que conviene hacer.

En el terreno de las finanzas empresariales, el objetivo debe centrarse en diseñar una base que respalde el impulso continuo del negocio. Algo que podría ayudar para lograrlo es llevar a cabo nuevas prácticas, como hacer el cálculo del umbral de rentabilidad que, según el blog Pepe Promedio, sirve para representar el punto exacto en el que una empresa puede crecer y generar beneficios.

Entre información diversa, que incluye la explicación de la fórmula y un listado de las ventajas y áreas de oportunidad que implica esta práctica, el artículo titulado “Umbral de rentabilidad: fórmula y ejemplos de aplicación” también expone que aplicar el cálculo de este término económico (también conocido como punto muerto o punto de equilibrio) ayuda a las organizaciones a establecer objetivos, a mantener cobertura de todos los gastos, a limitar los riesgos, a fijar mejores precios y más.

Adicionalmente, otro de los cambios que pueden ayudar a las PyMEs es reevaluar la eficacia de sus procesos y sus sistemas actuales, y adaptarlos a la era actual, de ser necesario, para hacer que el negocio crezca. Si usted se pregunta cómo hacer esta valoración, lo invitamos a revisar el libro electrónico “Sigamos avanzando: Herramientas para llevar su negocio a donde usted desee”, disponible para ser descargado de manera gratuita.

Nuestra propuesta es revisar cuán exitosos son sus métodos y procedimientos de gestión financiera a través de responderse a preguntas como:

  • ¿Es fácil ver sus gastos o más bien diría que vuela a ciegas?
  • ¿Aprueba previamente las compras o lo hace a posteriori, cuando tal vez ya es muy tarde?
  • ¿Audita todo o espera lo mejor?
  • ¿Decide reclamar el IVA o prefiere no hacerlo, por complejidades regulatorias?

Lo importante al hacer este ejercicio es determinar lo que la empresa se podría estar perdiendo al hacer una toma de decisiones que no es las mejor para el negocio, considerando la realidad actual. En cambio, si en el departamento financiero se cuenta, por ejemplo, con una solución de gasto adecuada, la empresa estaría en una mejor posición y podría ser más ágil y asertiva en este ejercicio. Si se añade el uso de tecnología financiera innovadora, que integre inteligencia artificial y aprendizaje automático, es más sencillo mantener los procesos en una mejora continua.

El conocimiento acerca de los gastos y el presupuesto empresarial, la disponibilidad de la información en tiempo real y un entorno flexible para su captura y gestión, ayudan también a ejercer prácticas financieras proactivas, lo cual permite a las PyMEs ser más rentables y eficientes.