Consejos para PyMEs enfocadas en triunfar en la nueva era

Para tener éxito hacia el futuro, las compañías más pequeñas requieren dar pasos firmes hacia la digitalización. Pero eso no es todo: ahora que estamos en la era del trabajo híbrido, lo más conveniente es hacer lo necesario para tomar ventaja de lo que esta nueva dinámica representa.

Las pequeñas y medianas empresas se enfrentan a importantes desafíos para lograr salir de la crisis, los cuales involucran su reinvención a través de tecnologías que les permitan llevar a cabo una gestión del negocio más eficiente y ágil, acorde a los tiempos actuales.

A partir de los últimos dos años, todos estamos ante un nuevo paradigma: la digitalización acelerada general (impulsada por la emergencia de salud causada por la pandemia) nos impuso la necesidad de digitalizarnos. Esta ola no dejó fuera a las PyMEs: es vital dar el paso, no sólo de cara a los clientes (mediante sus canales de venta y atención), sino también hacia el interior.

¿Qué implica esto para los encargados de la administración del negocio? Mucho, pues es necesario que también evolucione la gestión financiera: hoy en día, hacer un seguimiento exhaustivo de cada factura y recibo electrónico (que, en esta nueva era se hace más complicado por la dispersión en general) es más prioritario que nunca.

En el artículo “¿Cómo retomar el camino del crecimiento? El gran reto de las pymes”, Expansión puntualiza que actualmente estamos en una etapa en la que el diseño estratégico es fundamental como preparación para triunfar en los próximos años. Entre los aspectos más relevantes que están evaluando las pequeñas y medianas empresas, de acuerdo con el prestigioso medio, están la automatización, la digitalización y los controles financieros, destacando el uso de herramientas automatizadas de control de gastos, que permiten optimizar los procesos administrativos y, así, mejorar la salud financiera de las organizaciones.

Si bien digitalizar es, sin duda, el primer consejo que podemos dar a las PyMEs, no hay que olvidar que los tiempos actuales, en los que predomina el trabajo híbrido, requieren de las compañías una adaptación sin precedentes. Como lo comentamos en nuestra guía “Hoja de consejos: Pequeños detalles que pueden hacer que su lugar de trabajo híbrido siga funcionando”, este nuevo escenario en el que conviven el trabajo desde casa con el de oficina, es un territorios desconocido para muchos.

En SAP Concur estamos para ayudar a los directores financieros y sus equipos a avanzar por este camino. Tenemos claro que la colaboración de Finanzas y TI es crucial, pues las compañías deberán dejar de lado sus procesos en papel, entre muchos otros cambios.

En dicha guía comentamos, por ejemplo, sobre la importancia de la automatización e integración para lograr que los lugares de trabajo híbrido sean tan ágiles como si el negocio en su totalidad estuviera únicamente en la oficina, como tal vez solía ser antes de la pandemia. Automatizar e integrar los gastos de la organización (incluyendo los de viajes, gastos de empleados, facturas de proveedores y distribuidores con el resto de los sistemas de información financiera) trae beneficios como una mejor planeación y previsión.

A nivel tecnológico, es conveniente que la empresa funcione con tecnologías de nube y herramientas que faciliten al personal vaciar su información más rápidamente para no perder productividad, y al área financiera, explotar estos datos de forma ágil e inteligente. De igual forma, hay que crear nuevos procesos acorde con la nueva realidad, reevaluando las condiciones actuales para que el entorno híbrido, lejos de ser un reto, sea una ventaja competitiva.