¿Qué hace un controller financiero y por qué debería considerar tener uno en su organización?

28 de Abril de 2022

Independientemente del escenario económico, las empresas necesitan estructurar estrategias fiscales y financieras que les permitan enfrentar cualquier adversidad o movimiento de mercado. Gracias al trabajo del controller financiero, las compañías pueden ejecutar acciones sumamente efectivas y potencialmente rentables.

Sin embargo, ¿de qué forma un eximio controller contribuye al desarrollo de las organizaciones?

Si ha ingresado a nuestro post con la intención de encontrar un artículo completo sobre este tema, le sugerimos que reserve un tiempo de su agenda para leerlo con atención.

En este contenido, descubrirá mucha información relevante sobre la importancia del control financiero, aspectos clave de la carrera de controller financiero y por último, accederá a una guía con consejos valiosos para contratar los mejores talentos del mercado.

Importancia del control financiero en las organizaciones

El control financiero consiste en la gestión de las actividades y la evaluación de la condición de las finanzas corporativas fundamentada en los reportes derivados del flujo de caja y de los datos patrimoniales.

Mediante el control financiero, el gestor y/o empresario obtiene detalles sobre los ingresos y las ganancias empresariales, así como de los gastos y necesidades de inversión. 

Además, al poner en marcha un buen control financiero, los estrategas pueden predecir costos, proyectar resultados y entender el panorama de entradas, salidas y dividendos.

A pesar del control financiero ser esencial para las organizaciones, a menudo las empresas lo evitan o minimizan su relevancia ya sea por la rutina agitada o por malas prácticas enraizadas en la organización como olvidar el análisis del flujo de caja.

Generalmente, esas organizaciones padecen problemas financieros relacionados con la insuficiencia de liquidez, incumplimiento, pagos de multas y otras sanciones monetarias. Dicho en pocas palabras, echar a un costado el control financiero puede acarrear serios inconvenientes de continuidad, inclusive, la quiebra del negocio.

Para evitar este tipo de situación, es indispensable que las organizaciones incorporen el cuidado con su contexto financiero a su cultura incentivando la observación, revisión, análisis y reestructuración de procesos ante cualquier falla o problema que impacte la salud financiera corporativa.

En este sentido, cuando controlamos correctamente la situación, podemos analizar la actual condición de la empresa y predecir situaciones futuras, optimizando la toma de decisiones estratégicas y la implementación de medidas financieras realmente efectivas.

¿En qué consiste un buen control financiero?

Para ejecutar un control financiero efectivo, es esencial poner la organización en primer plano. Esto significa que debe registrarse cualquier movimiento en el flujo de caja, tanto de entrada como de salida, y para eso, nada más efectivo que contar con recibos y comprobantes de las transacciones de crédito y débito del negocio. 

Otra característica notable de un control financiero de primera calidad es el uso de la tecnología en aras de asegurar un análisis más completo y profundo de las condiciones actuales y futuras. 

Al contar con modernos sistemas de gestión, los líderes empresariales pueden registrar y monitorear las cuentas a pagar y a recibir a favor del cumplimiento, así como controlar:

  • Situación del inventario;
  • Cuentas bancarias;
  • Composición del patrimonio;
  • Comparación de la situación financiera real y esperada.

En definitiva, el potente control de las finanzas empresariales permite:

  • Controlar de capital;
  • Analizar la viabilidad de proyectos;
  • Identificar el volumen de fondos;
  • Detectar desvíos y fraudes;
  • Analizar el capital excedente o hiposuficiente;
  • Racionalizar el uso del dinero acorde con la realidad y los objetivos del negocio.

Como resultado de la adecuada realización de sus actividades, el control financiero proporciona los siguientes beneficios:

  • Desarrollo de una visión global acerca de la situación financiera del negocio y de los recursos disponibles;
  • Definición de presupuestos de acuerdo con la coyuntura de la empresa y sus necesidades;
  • Mejora de la toma de decisiones considerando datos duros que efectivamente contribuyan a la definición de posibles inversiones;
  • Potencializa la gestión de situaciones impredecibles como gastos añadidos y demandas urgentes evitando el colapso de las cuentas;
  • Promueve la planificación a largo plazo estructurando medidas que viabilicen la realización de proyectos futuros.

Como comprueba, llevar a cabo un sólido control financiero es una cuestión de continuidad y supervivencia en un mercado cada vez más competitivo y exigente. 

Pero, ¡atención! Para planificar y poner en marcha un rígido control de las cuentas empresariales es imprescindible contar con el conocimiento y la experiencia de profesionales plenamente capacitados. ¡Este es el caso de un controller financiero!

Al final, ¿qué hace un controller financiero?

Reconocido como uno de los puestos más altos de la jerarquía empresarial, el controller financiero integra el plantel estratégico de la mayor parte de las grandes empresas a nivel mundial. 

El principal objetivo del experto es asegurar que los recursos corporativos sean invertidos correctamente, no obstante, otro reto clave del cotidiano de un controller es extraer y consolidar datos relevantes para la toma de decisiones estratégicas en todos los sectores del negocio.

De esta manera, la rutina de este profesional puede resumirse al análisis y a la planificación económica y financiera con la intención de generar información valiosa para el Director Financiero (CFO) de la empresa, fomentar el cumplimiento de las obligaciones con los stakeholders y maximizar el retorno de los inversionistas.

Sobre este último punto, podemos decir que el controller es una especie de defensor de los accionistas dentro de una compañía, dado que garantiza la liquidez de activos y pasivos y, principalmente, enfoca sus esfuerzos a la optimización de la rentabilidad del capital social. Menuda importancia, ¿no es cierto?

En lo concerniente a la historia del puesto, la profesión de agente de control financiero existe desde el final de la segunda guerra mundial, no obstante, actuaba bajo las directrices del departamento financiero y ocupaba una posición jerárquica inferior a varios puestos.

Sus décadas austeras y silenciosas terminaron en 2002, luego de ocurrir un importante escándalo financiero en Enron, aclamada empresa estadounidense. Así, el reconocimiento de la importancia de su rol ha fomentado que los profesionales ocupen un cupo de mayor relevancia en las organizaciones participando, incluso, de los consejos de accionistas.

De hecho, en la actualidad, el controller financiero es uno de los profesionales más importantes de las grandes corporaciones, pues configura un puesto de mucha responsabilidad, demanda un poderoso intercambio informativo con las diferentes áreas y mucho conocimiento acerca de sus actividades y funciones.

Principales funciones de un controller en la empresa

En líneas generales, el gerente de control financiero tiene como deber básico recabar y consolidar información interesante, confiable y oportuna que ayude a estructurar reportes mucho más detallados y apoye la toma de decisiones de los gerentes de cada área corporativa, así como de los directores de la empresa.

Al tener en cuenta su función básica, queda claro que su principal responsabilidad es promover el uso consciente del capital y de los recursos empresariales de modo que proporcionen una gran rentabilidad. 

Teniendo en cuenta los puntos clave señalados hasta el momento, podemos decir que un controller financiero dirige sus acciones y medidas estratégicas en aras de incrementar los beneficios de un negocio manteniendo a la empresa en el camino correcto e invirtiendo de forma adecuada en el momento que amerite.

Bajo la óptica de las funciones que debe ejecutar a lo largo de su jornada laboral, podemos clasificarlas en:

Abarcativas

Entre las funciones abarcativas más notables, encontramos:

  • Analizar el panorama de mercado en el que la empresa actúa teniendo en cuenta las particularidades del país, región, ciudad y rubro.
  • Estructurar planes financieros acordes con la realidad del negocio y sus objetivos.
  • Desarrollar la política de gastos de la organización.
  • Analizar datos contables y el plan tributario.
  • Verificar el desempeño y los resultados financieros de la empresa considerando centros de costos, unidades y otras divisiones.
  • Proponer el aprovechamiento de ciertas oportunidades de negocio.
  • Predecir posibles fallas, errores e inconsistencias en los proyectos.

Prácticas

También conocidas como operativas, un controller financiero necesita:

  • Nutrir los softwares corporativos incluyendo datos útiles, confiables y seguros para todos los sectores.
  • Elaborar plantillas para organizar datos.
  • Crear reportes completos y abarcativos analizando resultados.
  • Presentar resultados a los stakeholders y al cuerpo directivo.
  • Estructurar el presupuesto anual.

Como debe poner en marcha funciones bastante específicas con elevada carga cognitiva y la oferta aún no supera la demanda de las grandes empresas, se posiciona como una de las profesiones mejor pagadas en la actualidad. 

Pero, al fin y al cabo, ¿qué características, habilidades y competencias debemos priorizar en un controller financiero? ¡Acceda a la respuesta leyendo el próximo apartado de nuestro artículo!

Perfil profesional de un controller financiero

Luego de conocer detalles relevantes acerca de la profesión, es posible que esté pensando en la posibilidad de contratar un gestor dedicado al control financiero, sin embargo, aún no sepa qué debe considerar al estructurar el puesto.

Como es un puesto dedicado mayoritariamente a las tareas estratégicas de administración, economía y, de cierto modo, de contabilidad, el controller necesita contar con sólidos conocimientos en dichas áreas. Para eso, debe invertir en cursos académicos que le proporcionen las bases de la profesión.

Asimismo, es recomendable que expanda los conocimientos específicos realizando un postgrado o un curso de especialización como un Master in Business (MBA).

Es importante hacer hincapié que este profesional tiende a responsabilizarse por un numeroso equipo y se relaciona con la mayor parte de los gestores empresariales, por lo que debe contar con competencias específicas del área de gestión de talentos. 

En efecto, estos conocimientos y habilidades relacionados con los recursos humanos pueden adquirirse mediante cursos, tal es el caso de las capacitaciones para desarrollar las habilidades de liderazgo, gestión y técnicas de negociación.

Asimismo, los profesionales que desean incursionar por el área de control financiero necesitan estudiar contenidos dirigidos estrictamente a su campo de acción. Hoy en día, es posible encontrar cursos de formación de controllers. Así que, ¡puede otorgar puntos extras al postulante que presente este tipo de curso!

Por último, como una buena parte de las organizaciones que incluye controllers en su plantel estratégico realiza transacciones internacionales — exportación e importación —, es pertinente que el profesional domine otros idiomas como inglés y, ocasionalmente, chino mandarin y/o portugués.

Más allá de su relevancia en el ámbito de la negociación, los conocimientos lingüísticos permiten que los controllers optimicen su análisis acerca del mercado considerando otros players ajenos al contexto nacional.

Competencias y habilidades blandas de un controller financiero

Como puede ver, el controller debe responsabilizarse de llevar a cabo funciones y actividades complejas por lo que necesita contar con un conjunto amplio de características, competencias y habilidades profesionales. 

De hecho, el combo le permite tomar decisiones céleres y eficaces, al paso promueve la estructuración de acciones de acuerdo al ambiente interno y externo del negocio.

A continuación, señalamos las competencias y habilidades esenciales para el buen desempeño de los controllers financieros:

  • Buena comunicación;
  • Facilidad para establecer relaciones interpersonales;
  • Pensamiento crítico y sistémico;
  • Flexibilidad y adaptabilidad;
  • Percepción multidisciplinaria;
  • Sigilo al manipular los datos corporativos;
  • Resiliencia;
  • Visión estratégica;
  • Ética;
  • Actualización/ aprendizaje continuo;
  • Honestidad.

En definitiva, estas características posibilitan que el profesional entienda la cultura corporativa, así como observe, entienda y enfrente los futuros obstáculos con más fluidez, determinación y ánimo para aprender con los errores.

Otros puntos positivos

Además de tener abundante conocimiento técnico, es interesante considerar otros diferenciales en el momento de planificar el puesto de controller, como:

Experiencia comprobada en el área financiera — conocer sistemas, técnicas y metodologías avanzadas —;

  • Conocimiento de las normativas de compliance;
  • Dominio de cuestiones de impuestos y auditorias;
  • Empleo de una dinámica comunicativa cordial, armoniosa y cercana;
  • Liderazgo por ejemplo.



La guía perfecta para elegir el mejor controller financiero

Al llegar hasta aquí, es posible que haya tomado la decisión de incorporar un experto en control financiero a la rutina de su empresa. Si es así, ¡enhorabuena! Sus resultados financieros tienden a escalar rápidamente y de forma magnífica.

En las próximas líneas, le brindamos 7 consejos y sumamente útiles para seleccionar el profesional que mejor atienda las expectativas, necesidades y los objetivos del negocio garantizando así, una experiencia potencialmente satisfactoria y muy rentable: 

1. Construya la imagen de marca empleadora

Si su objetivo es contratar los talentos más notables para su empresa, necesita desarrollar la imagen de marca empleadora en el mercado. Esto incluye la implementación de políticas y acciones que fomenten las buenas prácticas de recursos humanos como plan de carrera, recompensas por productividad y alcance de objetivos financieros.

Asimismo, la reputación de marca empleadora se encuentra estrechamente relacionada con los valores corporativos y la calidad del clima organizacional, así como de la percepción del futuro colaborador acerca de su cotidiano en la empresa.

Por lo tanto, al posicionarse en un lugar destacado en su rubro y convertirse en un sólido referente de mercado en términos laborales, la empresa tiende a captar y a retener los mejores agentes de control financiero en su plantel. 

2. Desarrolle un sólido programa de indicaciones

Un programa de indicaciones no solo es útil para mostrarle a los colaboradores que la empresa confía en sus sugerencias, sino también para generar engagement entre la empresa y sus talentos.

Por ejemplo, si busca un controller financiero sumamente responsable y eficiente, pedir indicaciones a su equipo financiero, integrantes de la alta gerencia o líderes operacionales configura una medida interesante, pues permite contratar un profesional economizando tiempo y costos.

Básicamente, el ahorro temporal y de dinero es fruto de un proceso de selección mucho más rápido y enfocado a las necesidades de la empresa, al final, los colaboradores conocen el funcionamiento y las dinámicas, así como logran discernir qué tipo de profesionales pueden atender las demandas internas.

3. Favorezca los perfiles compatibles con la cultura organizacional

Este punto camina de la mano con el anterior. Para contratar un controller financiero de primera calidad, es imprescindible que el responsable reclute y contrate nuevos talentos teniendo en cuenta el perfil del postulante y la cultura corporativa.

En este sentido, la inclusión de un profesional totalmente ajeno a los principios, valores y objetivos tiende a generar ciertos inconvenientes en la cotidianeidad de la empresa principalmente en cuanto a productividad, desempeño y rentabilidad.

Fíjese que un profesional poco o nada alineado con los intereses empresariales tiende a posicionarse de forma pasiva y difícilmente defiende “la camiseta” corporativa, pues en definitiva, no se reconoce como parte del grupo y no entiende cómo la empresa puede fomentar el alcance de sus retos profesionales.

De este modo, antes de seleccionar el postulante, asegúrese de que sus valores, metas y propósitos sean compatibles con los del negocio.

4. Priorice la capacidad analítica

El controller es el profesional responsable de obtener los datos esenciales para la toma de decisiones financieras por lo que no debe únicamente recabarlos, sino también analizarlos de manera estratégica. 

Para que el proceso ocurra sin inconvenientes, es fundamental que el controller cuente con una excelente capacidad analítica.

Al analizar la información de modo detenido y priorizando el procesamiento de todos los detalles relevantes para la estructuración de acciones financieras más efectivas, el controller puede sacar sus conclusiones y guiar sus decisiones bajo una dinámica mucho más técnica y orientada por los datos (Data Driven). 

Asimismo, esta mirada enfocada en los datos duros es indispensable para que el agente pueda predecir y prevenir riesgos, así como problemas potenciales en la disponibilidad del capital.

5. Preste atención en la proactividad

En el momento de contratar un experto, prefiere los profesionales proactivos, que quieran evolucionar y destacarse en la empresa. 

Para detectar su nivel de compromiso, es recomendable estructurar una entrevista abarcando una serie de cuestiones relacionadas con sus expectativas tanto en cuanto a su carrera como acerca de su aporte para impulsar los resultados de la empresa.

Además, vale la pena considerar su interés en desarrollarse y mantenerse actualizado en lo concerniente a procedimientos, tendencias y recursos innovadores.

Así pues, debemos destacar que un profesional del área financiera necesita apoyarse en la tecnología. Por lo cual, necesita contar con conocimientos — al menos, básicos — acerca de los principales recursos tecnológicos de su sector. Y sin dudas, tratar de identificar nuevas herramientas que agilicen y mejoren la calidad de los procesos internos.

6. Evalúe el potencial de liderazgo

Como el puesto es uno de los más relevantes de una empresa, demanda la contratación de una persona que sepa comunicarse, influenciar, motivar y fomentar la productividad entre los colaboradores. Esto quiere decir que el controller financiero debe ser un gran líder.

El controller necesita tener una voz activa en la organización, recabando información pertinente, analizando los datos a detalle y generando informes que efectivamente optimicen el cotidiano de los líderes en el ámbito estratégico.

En lo que se refiere a sus habilidades comunicativas, la interacción es esencial para que su trabajo proporcione buenos resultados y la razón es muy simple: como líder, necesita comunicarse con los diferentes sectores motivando y comprometiendo a los individuos para que ejecuten sus actividades siguiendo las directrices financieras del negocio. 

Esto significa que una de las atribuciones más relevantes del agente es promover la maximización de los resultados utilizando una cantidad mínima de recursos, o sea, ahorrando el dinero de la empresa.

7. Centralice los procedimientos de selección

La inclusión de los mejores talentos en el plantel implica la ejecución de numerosas tareas repetitivas, burocráticas y simples. 

Para agilizar el proceso de selección, nada más efectivo que automatizarlas desahogando así, la carga laboral del equipo de recursos humanos y orientando sus esfuerzos para la realización de procedimientos que efectivamente demanden el componente cognitivo.

En este sentido, la incorporación de un sistema que centralice la información tanto de la empresa como de los futuros colaboradores permite cruzar los datos y, por ende, elegir el agente de control financiero que mejor se ajuste a las necesidades y a las dinámicas corporativas. 

¡Hasta aquí hemos llegado!

Esperamos que al finalizar la lectura de nuestro post, se sienta listo para modificar el organigrama de su negocio incluyendo un controller financiero. Para asegurar muy buenos resultados, recomendamos que considere nuestras observaciones y los tips que hemos ofrecido en el último apartado.

Además de entender las funciones de un profesional experto en control financiero, ¿qué le parece conocer más detalles sobre la importancia de la transformación digital en el área de finanzas? Para eso, le sugerimos que lea nuestro artículo: “Planificación financiera corporativa: ¿cómo se realiza?”.