¿Qué es la economía digital y cuáles son sus beneficios para las empresas?

15 de Septiembre de 2021

La era de la información y el acceso democrático a internet han impactado el escenario económico a punto de promover un aumento en el potencial de ingresos de los negocios. A raíz de esta situación, surge en el mercado el concepto de economía digital, pero, al final, ¿de qué se trata?

Si ha accedido a este artículo con la finalidad de obtener información acerca del concepto, le sugerimos que lea nuestro contenido con atención.

Aquí encontrará información valiosa acerca de la economía digital y, finalmente, entenderá por qué es tan importante ingresar en el comercio online.

¿Qué es la economía digital?

La implementación de los dispositivos digitales al ambiente empresarial asociado a la franca explotación de la internet y a los profundos cambios en el perfil de consumo ha sido la combinación perfecta para agilizar la comercialización de productos y/o servicios y para ampliar las oportunidades de negocio.

De hecho, la economía digital ha revolucionado la forma cómo las empresas lidian con sus negocios y proyectan su futuro, tanto es así que, en los últimos años, la adopción de esta metodología económica ha registrado un elevado crecimiento en el ambiente empresarial.

Incluso, en 2020, estuvo en el centro de las estrategias en virtud del impacto negativo del COVID-19 en las finanzas posicionándose, de esta manera, como una modalidad bastante efectiva para incrementar los ingresos y el nivel de rentabilidad de las empresas.

En términos generales, la economía digital consta de las actividades comerciales llevadas a cabo a través del uso de tecnologías de computación digital abarcando, de este modo, los productos y servicios producidos y comercializados en el ambiente virtual.

De hecho, la economía digital configura una sólida tendencia de mercado, una vez que las personas son cada vez más dependientes del ambiente online para subsanar sus demandas de consumo ya sea por comodidad o por una mejor gestión del tiempo.

Por lo tanto, podemos decir que la economía digital es una modalidad consolidada cuyos pilares son:

  • Estimular la lealtad del cliente teniendo en cuenta el entorno competitivo y la necesidad de tener experiencias cada vez más personalizadas;
  • Potencializar la innovación mediante la creación de un vínculo más estrecho y significativo entre los colaboradores y sus empresas, así como a través de la comprensión del impacto de los nativos digitales en el futuro de la estructura laboral de las organizaciones;
  • Optimizar la utilización de los recursos analizando cómo minimizar el uso de insumos manteniendo los niveles de calidad y de excelencia.

Además de tener en cuenta los puntos señalados anteriormente, es imprescindible que las empresas presten atención a las tendencias y a las posibilidades de mercado para luego, adaptarlas acordes a los pilares.

¿Cuáles son las ventajas más relevantes de esta tendencia económica?

En los últimos tiempos, la economía digital y el medio corporativo han desarrollado un vínculo muy estrecho, una vez que la digitalización ofrece numerosas ventajas para las organizaciones, independientemente de su rubro de actuación o tamaño.

Bajo este contexto, el impacto de las tecnologías potencializa el crecimiento de los negocios principalmente porque la gran variedad de opciones de productos y servicios agiliza y simplifica la toma de decisión inherente a la jornada de compra.

Además de ese efecto positivo, la economía digital aporta una cantidad expresiva de diferenciales, entre los que destacamos:

1. Análisis de datos más eficiente

La adopción de las herramientas tecnológicas ha ocasionado un aumento expresivo en la calidad de la toma de decisiones, una vez que posibilita acceder rápidamente a los datos y a los indicadores más relevantes, así como permite elaborar reportes más eficientes y precisos, lo que conlleva a la optimización de dicho proceso.

2. Agilización de los negocios

Los recursos utilizados en la economía digital posibilitan encontrar proveedores, contactar clientes y realizar reuniones bajo la dinámica online favoreciendo así, la comunicación en tiempo real y, por ende, facilitando la solución de problemas e inconsistencias en las prácticas comerciales.

Por lo tanto, la producción y la comercialización de soluciones en el entorno digital posibilita el intercambio de información entre las marcas y sus clientes, en consecuencia, acorta su vínculo, estimula la realización de nuevos negocios y permite que cada vez más consumidores accedan a los productos y/o servicios vendidos por la empresa.

3. Incremento de las oportunidades de desarrollo

En virtud de la democratización del acceso y de la intensificación del uso de internet, es posible obtener un gran flujo de datos de los clientes y del mercado a través del medio virtual.

Gracias a ese fácil acceso a la información, las empresas pueden identificar los problemas y las demandas de su público objetivo y posteriormente, buscar formas de atenderlas implementando las soluciones efectivas y con alto valor añadido. 

En este sentido, la economía digital viabiliza la creación de productos y servicios que efectivamente subsanen las necesidades del perfil de consumo emergente, mucho más exigente, conectado e informado.

4. Estímulo a la innovación

La innovación y la inclinación al cambio caminan de la mano de la economía digital, una vez que la intensa aparición de nuevas herramientas demanda que las empresas se adapten a las novedades de forma rápida y a tenor de las necesidades del mercado. 

Para lograr un buen nivel de adaptación, es esencial que los negocios capaciten a su fuerza de trabajo orientándola acerca del flamante contexto de la economía digital y busquen formas de incentivar el acompañamiento de las innovaciones.

5. Reducción de los costos

En el ámbito virtual, es posible mitigar los costos relacionados con las campañas de marketing, pues la vinculación de acciones requiere un menor presupuesto por el hecho de no demandar impresión de materiales y permitir una efectiva segmentación de los grupos de interés.

Como puede ver, la economía digital se ha convertido en una tendencia gracias al intenso avance en el sector tecnológico posibilitando así, expandir los horizontes comerciales y maximizar el potencial de ingresos de las compañías.

En efecto, es posible poner en marcha esta modalidad económica y conectar la empresa con sus clientes en el medio online siguiendo una mecánica gradual y de acuerdo con las limitaciones de cada organización sin perder cuidado de la sostenibilidad del negocio.

Ahora que conoce el concepto y las ventajas de la economía digital, es interesante que aproveche la visita al blog para leer nuestro artículo sobre las tendencias en transformación digital más puntuales en la actualidad.