El trabajo de cuentas por pagar sigue funcionando. No tiene por qué ser tan frustrante.

Bueno, está bien, claro. A veces sigue siendo frustrante. Exasperante, incluso. Sin embargo, cuando se trata de la monotonía cotidiana y las minucias minuto a minuto de hojear todo ese papeleo de cuentas por pagar, hay una manera de facilitar las cosas. Puede simplificar (o eliminar por completo) los procesos y procedimientos manuales con los que su equipo de la oficina administrativa tiene que batallar, y puede abrir sus listas de tareas pendientes a los tipos de proyectos que desean realizar. De hecho, las grandes cosas para las que los contrató. Las cosas que los mantienen productivos, comprometidos y felices. Ahora, más que en cualquier otro momento de la historia, mantenerlos felices es fundamental.  

Como bien sabe, la Gran dimisión avanza, llevándose consigo hasta el 38% de la fuerza laboral. Según una encuesta de TechRepublic, ese es el número de personas que planean dejar su trabajo actual en los próximos meses.  

Eso significa que tiene trabajo por hacer.  

 

Revisar la experiencia laboral.  

Pregunte a cualquier miembro de finanzas o cuentas por pagar y le dirán que son los pequeños detalles los que impiden hacer su trabajo: Hacer un seguimiento de los recibos, revisar los reportes de gastos, profundizar en el papeleo, así como el tiempo y los errores que siempre parecen acompañar a esos procedimientos molestos. Sin embargo, puede deshacerse de las tareas manuales que frenan las cosas y aumentan el riesgo de errores. Digitalice sus reportes de gastos y el proceso de cuentas por pagar. Reducirá el tiempo de procesamiento, aumentará la eficiencia y mejorará la precisión. Ayúdeles a mantenerse al tanto de los gastos sin tener que estar atento de todos los que están haciendo los gastos.   

Este es solo un ejemplo. Eche un vistazo a todo lo que hace cuentas por pagar, desde no querer ser los “chicos malos” hasta los problemas con la detección de gastos no compatibles, luego encuentre las respuestas en este resumen de la solución. Respuestas que ayudarán a finanzas a hacer lo que más importa.  

 

Libere a su equipo de finanzas para enfocarse en un trabajo importante.  

Una vez más, cuando elimina las tareas de reportes de gastos menores y los procesos de aprobación innecesarios, sus equipos de finanzas y cuentas por pagar pueden vigilar su estrategia de gastos más amplia y un panorama de gastos más grande.  

Al mejorar sus soluciones actuales o invertir en nuevas herramientas de T&E, puede aprovechar la tecnología inteligente y aplicar controles previos y posteriores a los gastos para ver cómo se puede mejorar el gasto. Puede agregar inteligencia al proceso de auditoría y retirar muchas de esas dificultades de auditoría de los escritorios de sus auditores. Incluso puede recuperar lo que es legítimamente suyo (dinero que pudiera perder ahora) al reclamar cada parte del impuesto de valor agregado y uso general elegible que haya pagado.  

En resumen, finanzas y cuentas por pagar pueden hacer su trabajo y mantener su negocio dentro del presupuesto.  

 

Lo que es bueno para ellos es bueno para usted.  

Proteger sus presupuestos. Controlar sus costos. Apoyar a sus equipos de la oficina administrativa. No es solo bueno para las personas que trabajan allí, es esencial para su compañía. 

Así que tómese un momento para analizar estas preocupaciones de cuentas por pagar. Podrá ver exactamente qué decir y qué soluciones harán que su trabajo sea más eficiente y atractivo mientras que elimina sus frustraciones.