Experiencia del empleado: ¿Cómo la transformación digital ayuda a optimizarla?

21 de Mayo 2021

La experiencia del empleado es la percepción que tiene un trabajador sobre su relación con una empresa y las labores que lleva a cabo como parte de sus responsabilidades cotidianas.

Este factor tiene un papel clave en los niveles de motivación, satisfacción y compromiso de los colaboradores, independientemente de las características o tamaño de la organización y el mercado en el que se desenvuelva.

La calidad de la experiencia del empleado suele ser proporcional al rendimiento del mismo y los resultados que ayuda a conquistar. ¿Cómo garantizar que esta percepción sea óptima? Para lograrlo, su organización debe mirar hacia la transformación digital.

Por décadas, los gerentes y departamentos de recursos humanos se han enfocado en construir climas organizacionales estables y saludables para brindar una sólida experiencia del empleado: si bien este es el elemento central, por sí solo no garantiza el éxito ni la máxima satisfacción del trabajador.

Además, es necesario construir un entorno que facilite, optimice y agilice su experiencia dentro de la empresa, lo cual solo es posible gracias a la tecnología y los recursos digitales.

Herramientas de comunicación interna, soluciones de control de gastos que permiten capturar recibos ágilmente e, incluso, softwares para reservar viajes y elaborar itinerarios con suficiente antelación son elementos de la tecnología que están al servicio de la experiencia del empleado.

También, sistemas ERP y otras soluciones de alcance general —administradas por la gerencia de transformación digital— tienen un impacto positivo en esta percepción.

Para que comprenda, con mayor profundidad, la relación entre dar el paso hacia una etapa avanzada de la transformación digital y la satisfacción del trabajador, le invitamos a que siga leyendo este artículo para que conozca algunas ventajas específicas que este proceso de modernización brinda a la experiencia del empleado.

Reducción del trabajo manual

La digitalización va de la mano con la disminución sustancial del trabajo manual de los empleados, pues hace que las cargas laborales disminuyan de forma gradual para permitir que el empleado pueda dedicar atención a procesos y tareas que agreguen mayor valor al negocio, como la supervisión, la planificación y la toma de decisiones.

Al mismo tiempo, las jornadas de trabajo son menos agotadoras y mucho más dinámicas al dejar a un lado procesos manuales que son repetitivos y, por consiguiente, altamente propensos a los errores.

Mayor involucramiento con la estrategia

Como mencionamos líneas atrás, la reducción del trabajo manual permite a los colaboradores y profesionales centrarse mayormente en los aspectos estratégicos y analíticos de los flujos operativos: de esta manera, perciben que su participación dentro de la empresa tiene un mayor impacto y pueden sentirse parte de las decisiones que realmente repercuten en el futuro y los objetivos de esta.

Además, en líneas generales, los empleados pasan a tener roles con mayor enfoque en la supervisión —y por lo tanto de mayor relevancia— cuando sus entornos de trabajo están completamente digitalizados.

Por ejemplo, un operador de fábrica puede dejar de intervenir y configurar manualmente las máquinas para solo monitorear indicadores en diferentes estaciones de producción.

A su vez, gracias a la digitalización, un trabajador administrativo pasa de registrar gastos y movimientos uno a uno —de forma manual y en papel— a simplemente supervisar una plataforma en línea que se actualiza en tiempo real.

Facilidad para el trabajo colaborativo

La transformación digital permite la formación de entornos comunes de trabajo que posibilitan la colaboración y la integración entre departamentos.

El trabajo colaborativo es otro aspecto favorable para la experiencia del empleado, pues reduce la carga laboral, fomenta el dinamismo y, en general, permite al profesional sentirse acompañado y apoyado en todo momento.

Hoy, gracias a la tecnología y la digitalización, las empresas pueden trabajar en equipo y comunicarse —más que nunca— aunque sus miembros estén en distintos lugares.

Mayores niveles de información

Centralizar la información y crear entornos de trabajo colaborativo son atributos inherentes a la transformación digital que permiten que los empleados tengan mayor conocimiento sobre flujos de trabajo, planes de trabajo y objetivos de la empresa, entre otros puntos de interés.

Así, se sienten parte de los procesos estratégicos del negocio y realizan sus funciones bajo un menor nivel de incertidumbre.

Menor índice de error

Rapidez y efectividad en cada labor son síntomas asociados a una transformación digital profunda y de calidad.

La reducción de los índices de errores, duplicidades y otros problemas no solo beneficia a la empresa en términos generales: también, la experiencia del empleado mejora de forma sustancial, pues el trabajador tiende a sentir presión cuando nota que se ha equivocado o que sus flujos de trabajo están siendo deficientes.

Por otro lado, la reducción de los errores evita la repetición de tareas y el trabajo adicional, lo cual resta cargas y complicaciones a los miembros de las empresas.

Capacitación y actualización del perfil laboral

Por último, si lleva la transformación digital de su empresa a un nivel máximo, estará contribuyendo con la capacitación y el desarrollo profesional de sus empleados.

Las organizaciones con mayor cultura tecnológica y enfoque en la innovación impulsan la experiencia, el aprendizaje y la actualización de sus recursos humanos al hacerles mucho más competitivos en el mundo actual.

En consecuencia, profesionales y especialistas valoran de forma positiva a las empresas con estas características, ya que contribuyen directamente con el desarrollo y éxito en el plano laboral.

Sin duda, la transformación digital genera un escenario mucho más favorable para el talento humano de las compañías, lo cual la convierte en una aliada de la experiencia del empleado.

Además de cuidar el clima organizacional, mantener una comunicación oportuna y mostrar preocupación por el trabajador, es necesario construir un entorno digital, ágil y altamente eficiente que represente flexibilidad, comodidad y superación continua para el trabajador.

¿Le pareció útil e interesante la información abordada en este artículo? Si le interesa conocer más sobre las ventajas de mejorar la experiencia del empleado, lo invitamos a leer nuestro artículo:

Invertir en la experiencia del empleado para obtener una ventaja competitiva - SAP Concur Mexico"