Ideas para ir más allá de los números, hacia la empresa inteligente

3 de Marzo de 2022

Ante los muchos desafíos que enfrentan hoy por hoy las empresas, es imperativo que continúen evolucionando para que puedan asegurar su permanencia en el mercado. Aquí les presentamos algunas ideas para encaminarse desde el área financiera.

Al término de este primer trimestre del año, para las compañías no puede quedar más claro que la lista de retos se mantiene en crecimiento. A la crisis económica e incertidumbre que trajo consigo la situación de la emergencia de salud, hay que añadir el surgimiento de nuevos competidores, reglamentaciones relativamente nuevas en términos laborales, el cada vez más arraigado enfoque en satisfacer las demandas de los clientes, un mayor uso de las tecnologías, el creciente impulso en la sostenibilidad, la crisis global de suministros, la urgencia por consolidar los escenarios laborales híbridos, etcétera.

Este entorno ha llevado a las compañías de todas las industrias y tamaños a reinventarse para subsistir. El objetivo, podría decirse, es convertir a la organización en una empresa inteligente, que basa las operaciones, interacciones y procesos en la automatización, movilidad, digitalización y otras tecnologías, además de modificar la cultura y los métodos de comunicación hacia esta nueva manera de hacer negocios.

En el área de Finanzas, es mucho lo que puede hacerse para apoyar este objetivo. Un interesante artículo de La Clase Ejecutiva brinda claves de valor al respecto. En el texto titulado “¿Qué medir en una empresa?: 6 errores frecuentes y cómo solucionarlos”, se expone que algunas organizaciones cuentan con sistemas de medición poco efectivos, comenzando porque se centran en mediciones financieras y dejan de lado la revisión de factores como satisfacción del cliente, productividad de los empleados y valor de la cultura empresarial, entre otros.

Hay varias formas de generar la evolución que el negocio necesita. El blog de La Clase Ejecutiva recomienda ampliar los aspectos a medir, para tener un mapa completo de la organización, y combinar medidas de causa y efecto, en lugar de sólo este último. Asimismo, también es recomendable aplicar los indicadores a la estrategia (y no sólo a la operación), e ir más allá de ellos, hacia la búsqueda del verdadero valor de cada medición, que se traduzca en cambios reales y ventajas para la empresa.

Para los ejecutivos de SAP Concur, las empresas inteligentes no son sólo aquellas que cuentan con una mayor visibilidad, sino las que además aprovechan las tecnologías disponibles para agilizar sus procesos, y mantienen el foco en la producción con el fin de alcanzar sus objetivos más rápidamente y de forma más eficiente y optimizada, mientras brindan a sus clientes una experiencia diferenciada y se afianzan de manera más contundente en el mercado en el que participan.

Según lo comentamos en nuestro e-book “Empresas inteligentes: ¿Cómo convertirse en una?”, este tipo de organizaciones incorporan soluciones y procesos para rediseñar sus planificaciones según las condiciones del entorno, entendiendo que éste cambia constantemente, por lo que requieren mantenerse siempre innovando, con creatividad y gestión de negocios para transformarse continuamente.

Lo invitamos a descargar este recurso, pues además de exponer y explicar los componentes de las empresas inteligentes, guía a las organizaciones a través de los pasos a seguir para convertirse en una de ellas. Sabemos que una empresa inteligente no se crea de la noche a la mañana, pero una correcta metodología permite a cualquier organización convertir sus ideas en procesos transformadores que optimicen las operaciones generales y la gestión de gastos corporativos. ¡No dude en contactarnos para comenzar con su transformación!