Inversión ESG: 5 tendencias de los próximos años

1 de Diciembre de 2021

El concepto de inversión ESG —también conocido como inversión sustentable— es uno de los de mayor crecimiento en la industria, y sus criterios se han convertido en una referencia de la Inversión Socialmente Responsable (ISR) para las empresas.

De acuerdo con el Instituto para la Inversión de Morgan Stanley, el 65% de los inversionistas espera que la inversión sostenible aumente en los próximos 5 años, así como las probabilidades de invertir en compañías con objetivos orientados al medio ambiente y la sostenibilidad.

Aunque se considera un movimiento relativamente nuevo, ha tenido un amplio impacto y un crecimiento acelerado.

Debido a su importancia en el ámbito empresarial, en este artículo explicaremos las principales tendencias de inversión ESG para los próximos años.

¡Comencemos!

Inversión ESG: ¿Cuáles son sus características?

Las siglas en inglés ESG significan inversión medioambiental, social y de gobernanza, es decir, incluyen todas las oportunidades de inversión que involucran problemas globales con ingresos estables para el inversor.

Las empresas incorporan cada vez más a su lenguaje estas tres siglas, ya que el peso que estos criterios tienen para los inversores en el momento de elegir una u otra inversión, es clave. Hablamos entonces de Inversión Socialmente Responsable. ¿Esto qué quiere decir?

En esencia, las inversiones ESG sugieren que es más rentable a largo plazo implementar prácticas sostenibles y dar un uso productivo al dinero.

Así, la inversión ESG consiste en invertir en empresas que obtienen puntuaciones altas en las escalas de responsabilidad social y medioambiental, que por lo general son determinadas por otras empresas independientes y de terceros.

Los inversores deben tener en cuenta los factores ambientales, sociales y de gobierno que impactan a los negocios para tener una visión más holística de ellos y así identificar oportunidades y evitar riesgos.

A continuación, veamos más de cerca cada componente de la inversión ESG:

Medio ambiente (E)

El componente del medio ambiente es la forma en que una empresa afecta al planeta por medio de:

  • Prácticas de reciclaje, y eliminación segura y consciente de residuos.
  • Políticas de cambio climático.
  • Huella de carbono.
  • Incentivos para empleados que prioricen el uso del transporte público, bicicletas o compartan automóvil.
  • Uso de energías renovables.
  • Uso y conservación del agua.

Social (S)

El componente social aborda temas que afectan a los colaboradores, consumidores, clientes, proveedores y a la comunidad:

  • Formación y desarrollo de los empleados.
  • Diversidad e inclusión al momento de contratar.
  • Promociones y aumentos salariales justos.
  • Políticas de seguridad y prevención de acoso sexual.
  • Políticas de protección al consumidor.

Gobernanza (G)

Por último, la gobernanza engloba temas como la ética empresarial, la independencia de la junta y el liderazgo. Los aspectos de este componente son:

  • Capacidad de los accionistas de nominar candidatos para la junta.
  • Separación de funciones de presidente y director ejecutivo.
  • Políticas de prácticas comerciales éticas.
  • Transparencia en las comunicaciones de los accionistas.
  • Diversidad del consejo y la directiva.
  • Historial de juicios de accionistas.

5 tendencias de inversiones ESG

Ahora que conoce con precisión qué distingue A una inversión ESG, veamos cuáles son las principales tendencias para los próximos años.

1. La pandemia reforzará la importancia de las inversiones ESG

No cabe duda de que la crisis de COVID-19 ha significado un duro golpe para las empresas, la economía y sobre todo para las personas. Pero, afortunadamente, hay algunos cambios positivos que han surgido debido a la pandemia.

En 2020 se registraron entradas récord en los fondos ESG de varias empresas y en 2021 entraron en escena nuevas etiquetas y estándares de diversas clases de activos sostenibles.

Para las próximas décadas se espera un gran aumento en las inversiones ESG gracias a la transferencia de riqueza generacional más grande de la historia, cuando un aproximado de 30 millones de dólares sea transferido de los baby boomers a los millennials.

2. Enfoque en la desigualdad social

El racismo, la desigualdad, la brecha salarial y la falta de regulación en las empresas no solo afecta a los empleados, sino también al dinero de los inversores.

Las empresas que realicen un esfuerzo para disminuir la brecha social entre sus empleados y proporcionen beneficios a sus cadenas de suministros, verán cómo el precio de sus acciones suben.

Por otro lado, las compañías que no se preocupan de los problemas sociales, pueden terminar seriamente perjudicadas con juicios, huelgas y boicots sociales, lo que reducirá el precio de las acciones y la productividad, las innovaciones y la motivación de la fuerza laboral.

3. Transparencia e integración

En los próximos años, la transparencia jugará un papel clave en las inversiones ESG, debido a que muchos inversores están pasando de un enfoque simplista y superficial a uno más concentrado y transparente.

Además, para que las empresas que implementen iniciativas ESG generen valor, tanto el sistema de gestión de riesgos empresariales como la estrategia para identificar riesgos y oportunidades materiales, deberán integrarse.

4. Restauración de la biodiversidad

Cuando hablamos de tendencias de inversión sostenible, la biodiversidad es algo que cada vez más políticos, empresarios e inversores se toman en serio. Las amenazas para la salud producidas por la disminución de la biodiversidad, afectan directamente a las industrias alimentarias, la agricultura y los sectores inmobiliarios.

Por ejemplo, el 80% de la deforestación mundial es causada por las industrias, lo que provoca el desplazamiento de miles de especies y afecta la biodiversidad en su conjunto.

Las empresas deberán crear carteras detalladas respecto a su huella de biodiversidad. Esto ayudará a las propias organizaciones a reducir el riesgo climático y ayudar a cuidar la flora y la fauna, mientras que los inversores sabrán qué empresas están ayudando a restaurar la biodiversidad.

5. Investigación y diversificación

Las iniciativas ESG están subiendo en la lista de prioridades de muchas empresas en casi todas las industrias. Los inversores tienen la posibilidad de tener una cartera diversificada de ESG, pero tienen que hacer su investigación.

Una parte importante de realizar una inversión ESG inteligente es comprender cuáles son los problemas más frecuentes e importantes para los consumidores y las empresas de una industria en particular. Profundizar lo máximo posible en la investigación es una de las mejores herramientas para invertir que será indispensable en los próximos años.

¡Llegamos al final!

Es evidente que la inversión ESG no es un concepto nuevo, pero a medida que factores como la globalización, las amenazas sociales y los problemas medioambientales se hacen más conocidos y relevantes, se impulsan nuevas opciones de inversión altamente rentables que apuntan al bienestar del entorno.

Si este post le ha parecido útil y quiere saber más sobre sustentabilidad a nivel empresarial, le invitamos a leer: Viajes corporativos sustentables: ¿cómo lograrlos?

Tags:

Innovacion