Transformación digital: ¿Cómo implementarla en su empresa?

2 de Septiembre de 2021

La tecnología ha originado muchos cambios en el ámbito empresarial como la optimización de procesos y el aumento de la productividad de los equipos. Por eso, hablar de transformación digital ha dejado de ser un detalle para convertirse en un punto crítico de las empresas que desean mantenerse en la cresta de la ola del mercado.

De hecho, la transformación digital consiste en un profundo cambio en la mentalidad corporativa con la intención de fomentar el acompañamiento de los avances tecnológicos y, de este modo, adquirir una postura más moderna.

Como puede comprobar, transformar digitalmente una organización abarca mucho más que incluir herramientas tecnológicas requiriendo así, la adopción de un comportamiento favorable y una abierta perspectiva de aprendizaje por lo que incide directamente en la cultura empresarial e interfiere en la calidad de los resultados financieros y mercadológicos.

¿Está buscando más información sobre transformación digital? Entonces, le invitamos a que continúe leyendo nuestro guía.

En los próximos párrafos, encontrará:

  • El concepto y su origen.
  • La importancia de este proceso para las empresas modernas.
  • Los principales beneficios.
  • Un paso a paso detallado para incorporarla a tu negocio.

¡Lea con atención y aprenda más acerca de este asunto!

¿Qué es la transformación digital?

La transformación digital es el proceso en el que una empresa implementa una mentalidad digital en sus sectores con la finalidad de que todos los procesos obedezcan la lógica del mundo digital, independientemente de su rubro o del producto/servicio que comercializa.

En lo que concierne a la dinámica del entorno virtual, es imprescindible adaptar a las empresas para que sean capaces de responder a los cambios de mercado en términos de innovación y tecnología de forma flexible y ágil promoviendo, de este modo, respuestas instantáneas y alteraciones rápidas.

Para que este nivel de excelencia sea posible, la transformación digital debe ocurrir teniendo como base los siguientes pilares:

  • Enfoque en el consumidor: la información obtenida en las investigaciones debe nortear el trabajo en la empresa.
  • Feedbacks constantes: ninguna empresa está libre de cometer errores, sin embargo, es indispensable incorporar una actitud orientada al aprendizaje y, de este modo, evitar repetirlos futuramente.
  • Entregas más ágiles: los procesos deben ocurrir teniendo en mente la maximización de la eficiencia.
  • Adaptación a los cambios: como el panorama es muy cambiante, es importante que las empresas flexibilicen sus procesos a punto de fomentar entregas más ágiles.

Se observa que las nuevas tecnologías facilitan la transformación digital en un negocio, no obstante, por sí solas no emprenden cambios significativos. 

Para obtener un salto en términos de innovación, aceleración de procesos, productividad y rentabilidad es indispensable que la empresa desarrolle una mentalidad estimuladora del ingreso de nuevos recursos tecnológicos posicionándose, de esta manera, de forma receptiva y orientada a la innovación.

¿Cuál es el origen de la transformación digital?

De acuerdo con una visión simplificada, este proceso es el resultado del avance tecnológico y de la aparición de herramientas dirigidas a reducir los inconvenientes, las fallas y los errores en los procesos empresariales. Promueven la agilización de las actividades, así como la optimización y la calidad de sus resultados.

Sin embargo, es importante señalar que esta perspectiva es bastante incompleta, dado que, si este tipo de proceso tuviera como base apenas el cambio tecnológico, la única diferencia entre la transformación digital y las revoluciones industriales anteriores sería la conectividad generada por el acceso a internet.

En realidad, la causa más relevante de este proceso a nivel corporativo es el nuevo contexto global en cuanto a mercado y sociedad, caracterizado por su incertidumbre, volatilidad, complejidad y ambigüedad a raíz del rápido avance tecnológico.

Importancia de la transformación digital

En virtud de las oscilaciones en el mercado, predecir el futuro y proyectar resultados se ha transformado en un verdadero desafío, en especial, cuando las organizaciones no cuentan con una cultura dirigida hacia la transformación digital.

De hecho, sin tecnología, las empresas necesitan aprender el camino rumbo al éxito por medio del intento y del error, generalmente, teniendo como base experiencias pasadas poco o nada exitosas.

Asimismo, para aprender más sobre el mercado y sus clientes, necesitan llevar a cabo investigaciones manuales y con información retirada de fuentes dudosas.

La falta de innovación y tecnología en el ambiente interno de una organización impacta directamente en el rendimiento tanto de los equipos operacionales como administrativos y ejecutivos, pues prescinden de datos confiables y seguros para seleccionar y adoptar las decisiones más acertadas. 

Dicho esto, es fácil entender que las empresas ajenas a la tecnología de punta tienden a padecer serios problemas en lo que concierne a la performance de sus colaboradores principalmente porque esta falta de innovación se refleja en el enlentecimiento de las actividades y en los resultados deficientes. 

En este sentido, es importante que tenga presente que la automatización camina de la mano con la eficiencia, ya que evita la realización de una serie de tareas complejas y repetitivas siguiendo protocolos manuales.

De esta manera, la digitalización se posiciona como un medio esencial para agilizar los procesos y fomentar la adaptación del negocio al entorno inestable del mercado, ya que estimula el desarrollo de una planificación estratégica dinámica y alineada con las necesidades y tendencias emergentes de la empresa.

Es decir, la implementación de soluciones tecnológicas permite atenuar y solucionar problemas convencionales con mayor rapidez, eficacia y practicidad.

Por lo tanto, podemos concluir que el principal objetivo de la transformación digital es utilizar la tecnología a favor de las empresas y de la sociedad contribuyendo de este modo a:

  • Comunicación más ágil y acertada.
  • Integración de los sectores mediante la sincronización de los equipos.
  • Automatización de los procesos.
  • Reducción de la burocracia.
  • Toma de decisión apoyada en datos confiables.

En definitiva, la transformación digital está cambiando el mercado mediante la promoción de negocios más rentables ya sea por el incremento de la productividad y la reducción de la carga de trabajo manual o por la generación de importantes diferenciales competitivos confluyendo, de este modo, en la ampliación de las oportunidades de negocio. 

10 beneficios de la transformación digital

Como señalamos anteriormente, la transformación digital permite mejorar el desempeño de los equipos corporativos, dado que sus herramientas colaboran a la aceleración de las operaciones y a la optimización de la calidad del trabajo.

Por lo tanto, invertir en la digitalización es un paso importante rumbo a la ampliación y al crecimiento del negocio en su rubro. ¿Aún no está seguro de la necesidad de integrar la cultura digital en la empresa?

Para ayudarle a entender la relevancia de esta jornada para las empresas, a continuación, presentamos una lista con sus 10 beneficios más relevantes:

1. Reduce los procedimientos manuales

Algunas soluciones disponibles en el mercado —como es el caso de los sistemas de gestión que centralizan la información—ayudan a las empresas a automatizar sus procesos.

De este modo, una infinidad de actividades manuales pueden simplificarse mediante la adopción de dichos recursos tecnológicos, lo que conlleva a una reducción en la carga laboral de los equipos, al incremento del rendimiento y a la mejora del clima interno.

2. Mejora la calidad de los procesos y de los resultados

Otro aspecto interesante de la digitalización es la posibilidad de estandarizar los procesos de acuerdo con las normas de calidad de la empresa.

Como los equipos son programados para maximizar los resultados atendiendo las demandas operacionales y las políticas relacionadas con la calidad, los colaboradores tienden a hacer entregas más acertadas y orientadas a la excelencia.

3. Incrementa la satisfacción del cliente

Cada vez más personas utilizan internet para subsanar sus necesidades de consumo en especial por la facilidad de acceder a las soluciones más efectivas pagando precios relativamente menores que los practicados por las tiendas físicas.

Por eso, adoptar tecnologías y prácticas que fomenten el desarrollo de un vínculo online se ha convertido en una necesidad para las empresas que desean posicionarse con autoridad y mantenerse a la vanguardia.

En definitiva, al contar con recursos tecnológicos, es posible atender a los consumidores de forma rápida y acertada, lo que conlleva a una mejor experiencia del cliente y promueve una mayor satisfacción.

4. Aporta una poderosa ventaja competitiva

La inversión en tecnologías como Business Intelligence, Inteligencia Artificial y Machine Learning permite acceder a los datos de los clientes de manera rápida principalmente porque una buena parte de las soluciones permite centralizar la información y accederla tan pronto como se necesite.

Asimismo, la jornada digital facilita la elaboración de nuevas estrategias para atender las necesidades de su público considerando un detallado y automático análisis de los datos corporativos, así como de los consumidores. 

Por consiguiente, la empresa logra mejorar el valor percibido de sus soluciones ante la perspectiva de los consumidores posicionándose, de este modo, como una alternativa más eficiente que la ofrecida por la competencia.

5. Fomenta la reducción de los costos

De hecho, la reducción de los gastos es el reflejo del aumento del rendimiento y del uso adecuado de los recursos corporativos permitiendo así, planificar las acciones empresariales con mayor precisión y mitigar los costos considerados como superfluos.

Asimismo, la automatización de los procesos y la eliminación de las burocracias da la posibilidad mejorar la gestión del tiempo y, en consecuencia, reduce los costos de producción y operación.

6. Optimiza la seguridad

La transformación digital también disminuye los riesgos de errores y de pérdidas de datos. Esto ocurre en virtud de mecanismos de seguridad como la criptografía, firmas y certificados digitales ofrecidos por los proveedores de tecnología.

Por lo tanto, incorporar herramientas tecnológicas a la empresa demanda una cuidadosa investigación con la finalidad de seleccionar un proveedor confiable, dirigido a proporcionar soluciones íntegras que aseguren la confidencialidad de los datos y protejan la información tanto del negocio como de sus clientes.

7. Incrementa la productividad

Para cumplir las metas, es imprescindible que los colaboradores tengan tiempo hábil para dedicarse a los procesos que generan un mayor valor añadido para la organización.

Como la automatización de los procesos permite erradicar muchísimas actividades repetitivas y complejas de la rutina corporativa, los colaboradores pueden gestionar su tiempo a lo largo de la jornada de forma más efectiva centrándose en lo que realmente forma parte del core business e interfiere en los resultados financieros del negocio.

Además, el hecho de tener más tiempo para concentrarse en sus tareas permite que las personas adopten una postura innovadora pensando en diferentes ideas y aportando soluciones alternativas que efectivamente puedan contribuir a la mejora de la productividad.

8. Proporciona la posibilidad de expansión

La incorporación de recursos tecnológicos y el uso de internet permite ampliar el horizonte de la empresa principalmente en lo que concierne a la explotación de nuevos mercados y a la conquista de más clientes.

9. Mejora la comunicación y el vínculo con el público

Contar con un robusto software de atención al cliente, recursos como chatbots u otras soluciones tecnológicas permite mejorar el contacto y la relación con el público objetivo del negocio. 

Tanto es así que, de acuerdo con una investigación realizada por Accenture en 2020, la optimización de las experiencias digitales permite transformar audiencias pasivas en participantes activos de la dinámica comercial de las marcas.

10. Genera insights estratégicos

La digitalización de los procesos altera la cultura y las políticas corporativas.

En este sentido, la implementación de plataformas digitales y recursos de innovación permite una extensa y detallada recolección de datos que, al ser analizados por profesionales capacitados, pueden generar insights realmente transformadores.

En este punto, es interesante mencionar la relevancia de la analítica de datos, puesto que incide directamente en la calidad de las iniciativas, estrecha la relación con los clientes y proporciona productos y servicios personalizados adaptándose de acuerdo con las demandas específicas.

Por lo tanto, la implementación de recursos tecnológicos como inteligencia artificial, realidad virtual e internet de las cosas fomenta la comunicación entre los clientes y las empresas estimulando, de esta manera, la generación de un vínculo de confianza entre los actores y, por ende, el aumento del volumen de ventas del negocio.

En definitiva, luego de abordar los beneficios inherentes a la jornada digital, podemos constatar que este proceso promueve una verdadera revolución positiva en las empresas promoviendo así, la creación y la adopción de nuevos modelos de negocio.

Guía para transformar digitalmente a tu negocio

A menudo, muchos gestores piensan que implementar recursos de tecnología en la rutina laboral configura una práctica comercial abarcando básicamente la compra y el uso de dichas herramientas.

Sin embargo, es importante hacer hincapié que la jornada digital es un proceso continuo, es decir, nuevas soluciones aparecen a todo momento y debemos estar atentos a las tecnologías emergentes principalmente para afianzar la permanencia y el buen posicionamiento de la empresa en el mercado.

Bajo esta visión, coincidimos que la transformación digital es una dinámica muy compleja que demanda la estructuración y la capacitación de los equipos a punto de maximizar la eficiencia de los diferentes recursos organizacionales como dinero y tecnología.

De esta manera, transformar digitalmente a una empresa requiere una detallada planificación y el cumplimiento de las siguientes etapas:

1. Identificación de las necesidades de los clientes

Si desea que la inversión en tecnología e innovación proporcione buenos resultados, es importante que efectúe una investigación detallada acerca de las necesidades, expectativas y objetivos de su audiencia.

Luego de entender dichos aspectos, la empresa cuenta con información suficiente para seleccionar las tecnologías más adecuadas y así, subsanar sus demandas internas, optimizar la atención al cliente aportando soluciones más efectivas ante sus necesidades de consumo e incrementar su rentabilidad.

2. Estructuración y documentación del proceso

Más allá de la relevancia de contar con las herramientas correctas, es fundamental que la transformación digital ocurra siguiendo caminos estratégicos y dirigidos hacia el alcance de los objetivos corporativos. 

Es decir, la planificación es imprescindible para que el proceso se cumpla adecuadamente tanto en la esfera operacional como en el ámbito administrativo. De hecho, esto implica documentar las etapas de transición y monitorear su ejecución con el objetivo de garantizar el cumplimiento de retos más específicos como la mejora de la productividad, la integración de los colaboradores y la satisfacción del cliente.

3. Invierta en infraestructura

Para que la transformación digital ocurra sin inconvenientes, es importante invertir en software, equipos, recursos de cloud computing, entre otras soluciones que fomenten la adopción de una postura innovadora.

Por ejemplo, para atender a los clientes en el ambiente digital, es importante contar con ordenadores modernos, sistemas de gestión que centralicen sus datos y aplicaciones que permitan un rápido contacto con el público corporativo.

De hecho, transformar los procesos offline en digitales ayuda a tener una comunicación más efectiva tanto en el ambiente interno como con los consumidores.

4. Promueva cambios en la cultura organizacional

Si desea que la empresa realmente abrace la causa, es importante promover la innovación desde el ambiente interno hacia el externo. 

Es decir, luego de invertir en soluciones tecnológicas, llega el momento de estimular la creación de un clima organizacional favorable a los cambios y receptivo a una nueva dinámica de trabajo, mucho más tecnológica y eficaz.

Bajo esta perspectiva, concientizar a los equipos sobre las modificaciones y capacitar a los colaboradores no solo para aceptarlos, sino también adoptarlos en su rutina se ha convertido en un paso extremadamente importante para el éxito de la jornada.

Asimismo, es necesario que el plan de digitalización abarque aspectos colaborativos estimulando, de este modo, un comportamiento cooperativo entre los integrantes de los equipos ya sea mediante la intensificación del flujo informacional o a través de la división del trabajo.

En este sentido, debemos hacer hincapié en la relevancia de internet en el medio empresarial, ya que su democratización ha permitido que los trabajadores ingresen al ambiente virtual corporativo independientemente de su localización geográfica, lo que conlleva a una interacción más eficiente entre los profesionales y a un intercambio de experiencias más oportuno.

5. Desarrolla nuevos procesos

La transformación digital puede desbloquear el potencial productivo y de rendimiento de sus equipos de trabajo mediante la adopción de procesos más eficientes tanto en términos de calidad como de agilidad.

Efectivamente, al integrar recursos de tecnología es inevitable que la empresa reestructure y reorganice sus procesos, tareas y actividades, dado que muchas acciones manuales dejan de realizarse bajo esta modalidad para llevarse a cabo siguiendo una mecánica automatizada.

Por ejemplo, cuando una organización incorpora un software de gestión de clientes, puede automatizar la obtención de diferentes tipos de datos agilizando, de este modo, los contactos y ofreciendo soluciones cada vez más precisas.

Por lo tanto, el ingreso de la tecnología y de la digitalización al ámbito empresarial requiere el ajuste de las dinámicas del negocio ya sea alterando algunos puntos o cambiándolas completamente.

En definitiva, al considerar los puntos señalados en esta guía podrás integrar recursos de innovación y tecnología de una manera segura, confiable y teniendo en mente las necesidades y los objetivos del negocio.

3 ejemplos de transformación digital en el entorno corporativo

Al llegar hasta aquí, es probable que estés consciente de la importancia de optimizar los procesos organizacionales implementando soluciones tecnológicas, no obstante, puede que tengas dudas sobre los recursos de innovación que participan activamente de la jornada.

Si este es su caso, fíjese en la siguiente lista con 3 tipos de tecnologías esenciales para una efectiva transición digital.

Big Data

Mediante el uso de herramientas que exploten el potencial del Big Data, es posible procesar un gran volumen de datos permitiendo, de esta manera, entender mejor lo que motiva el consumo y favorece la satisfacción del consumidor.

Business Intelligence

La inteligencia de negocios permite analizar los datos de manera profunda permitiendo, de este modo, detectar mejores oportunidades de negocio y mecanismos que optimicen los procesos internos.

Incluso, al asociarlo con herramientas de Big Data, es posible acceder a una solución fantástica de data science, lo que resulta en una toma de decisiones amplia y muy acertada. 

Realidad Virtual Aumentada

En el ámbito del comercio online, esta tecnología ha favorecido la eliminación de las barreras entre el consumidor y los productos mediante la presentación de soluciones interactivas que permiten la proyección de objetos —a veces, dinámicos— en la cámara de dispositivos como ordenadores y móviles.

¡Hasta acá hemos llegado!

En definitiva, la transformación digital se ha posicionado como un proceso obligatorio especialmente para las empresas que desean crecer y desarrollarse atendiendo cada vez más consumidores y elevando su posicionamiento en el mercado.

Si le ha gustado nuestro post, ¿qué le parece compartirlo en sus redes sociales y fomentar el desarrollo profesional de sus contactos?