Sistemas de gestión empresarial en la nube: ¿por qué son la mejor opción?

14 de Mayo 2021

Los sistemas de gestión empresarial en la nube se han convertido en más que una solución de transformación digital: actualmente, son herramientas imprescindibles para las organizaciones de todos los tamaños, sobre todo si dentro de sus principales objetivos están la productividad y la flexibilidad.

Gracias al acelerado avance de la tecnología, los productos computacionales que pueden empezar a formar parte de las dinámicas de los negocios cada vez son más. Dentro de ellos, existe una porción muy relevante de recursos que basan sus operaciones en el almacenamiento o ejecución de sus características desde la nube.

Ahora bien, ¿qué son los sistemas de gestión empresarial en la nube

En esencia, son aquellos productos informáticos que están apoyados en infraestructura remota y que procesan, almacenan y transmiten la información desde servidores compartidos, lo cual facilita la adopción y ejecución de sistemas de gestión por parte de organizaciones al no tener que invertir grandes cantidades de dinero, tiempo y talento para poder desarrollarlos.

Además de los elementos relacionados a la inversión, los sistemas de gestión empresarial en la nube ofrecen una serie de ventajas competitivas para potenciar las operaciones de una empresa en varios frentes.

Todas estas herramientas de big data, ciberseguridad, gestión integrada y muchas más es posible administrarlas desde una plataforma centralizada, flexible y, por supuesto, escalable.

¿Por qué son mejores opciones los sistemas de gestión empresarial en la nube? ¡Veamos sus beneficios de inmediato!

1. Mayor movilidad

Al tener un sistema de gestión empresarial en la nube, evidentemente, los datos generados y necesarios para las operaciones de la organización no se encuentran en dispositivos físicos dentro de las instalaciones.

Este aspecto permite que los gerentes y directivos puedan acceder a toda la información de la empresa a través de cualquier dispositivo móvil como teléfonos, tabletas o computadoras portátiles sin importar el lugar en dónde se encuentren: mientras cuenten con una conexión a internet, siempre podrán visualizar las actividades internas o acceder a la base de datos e información financiera, entre muchas otras cosas. 

Por otro lado, si un equipo sufre daños, por ejemplo, se estropea algún computador o durante un momento crítico no se encuentran cerca de ellos, los datos relevantes estarán al alcance de cualquier persona que tenga las credenciales de acceso.

Esta ventaja estratégica ofrece un elemento diferenciador y competitivo a las empresas que tiene mucho que ver con la posibilidad de darle soporte a clientes y proveedores de manera inmediata, poder reportar algún problema o informar de algún hallazgo de relevancia.

2. Productividad potenciada

Tener acceso a una serie de herramientas de gestión empresarial en la nube las 24 horas del día permite que los equipos de trabajo puedan funcionar sin importar si se encuentran cerca o no, algo especialmente importante durante los últimos meses con la propagación de la COVID-19 y la popularización del home office

Este elemento ha demostrado ser un verdadero salvavidas para las empresas en países que adoptaron medidas de distanciamiento social radicales. Además, ha provocado mayor productividad en los colaboradores que de alguna manera tienen mayor flexibilidad para ejercer sus labores.

3. Más seguridad

Muchos piensan que al no tener la información de los sistemas de gestión dentro de la empresa se corren más riesgos de daño, pérdida, sustracción o robo de información, pero no hay nada más alejado de la realidad que eso. 

Los sistemas de gestión empresarial en la nube cuentan con protocolos de seguridad intensamente rígidos que garantizan el completo blindaje de la información. De hecho, muchos proveedores de cloud computing utilizan estándares internacionales de seguridad, por ejemplo:

  • Encriptación avanzada.
  • Protocolos SSL.
  • Protocolos ISO, entre otros.

Esto reduce en gran medida las posibilidades de pérdida de información o de invasión de datos confidenciales por parte de un tercero.

4. Actualizaciones constantes

Un sistema de gestión empresarial en la nube, a diferencia de aquellos que están ubicados físicamente dentro de las instalaciones de las empresas, tiene un soporte digital constante que no depende de actualizaciones manuales.

En otras palabras, los productos y soluciones que son parte de este tipo de tecnologías contarán con las correcciones de seguridad, de experiencia de usuario y de productividad de manera automática para facilitar los flujos de trabajo de las organizaciones.

5. Escalabilidad operativa

Otra de las grandes ventajas que aporta este tipo de soluciones es que su empresa puede contratar exclusivamente las funciones que necesitan e ir escalando en opciones de acuerdo a sus necesidades y expectativas.

Los servicios de tecnologías de la información pueden ir modificándose según el desempeño que logren, lo cual garantiza que su organización pueda operar sin provocar cuellos de botella.

Además, este factor beneficia a las empresas en el mediano o largo plazo, ya que la planificación financiera se basará en la capacidad para recortar recursos por medio de una infraestructura flexible.

6. Simplificación de los procesos

Por otra parte, la posibilidad de simplificar las tareas de sus colaboradores es parte crucial de una gestión empresarial, lo que significa que un negocio puede obtener un mayor provecho con la utilización mínima de recursos.

Con los servicios de cloud computing, los entornos técnicos y sistemas de análisis se puede centralizar una cantidad abundante de operaciones para crear flujos de trabajo cada vez más eficientes y automatizados que requieran menos de la mano humana.

Por ejemplo, las copias de seguridad, el monitoreo y otras tareas repetitivas pueden realizarse automáticamente para dejar a sus colaboradores libres con el fin de que ejerzan funciones más técnicas o creativas que aporten mayor valor a la organización.

Sin lugar a dudas, queda en evidencia la importancia de adoptar sistemas de gestión empresarial en la nube en estos días: mucho más allá de “actualizarse”, esto tiene que ver con potenciar las operaciones de su organización y aportar ventajas competitivas a su negocio en entornos empresariales cada vez más exigentes.

¿Le gustó este material? ¡Suscríbase a nuestro newsletter y reciba más contenidos como este directamente en la bandeja de entrada de su correo electrónico!