¿Cómo establecer una política de incentivos laborales?

15 de Marzo de 2022

Los incentivos laborales son una excelente manera de alentar a los empleados a tener un buen desempeño en el trabajo.

En ocasiones, las empresas ofrecen incentivos que cumplen objetivos específicos y mensurables, como incentivos financieros que toman en cuenta el número de ventas. En otros casos, el objetivo puede ser algo menos tangible, como mantenerse al día con los reguladores de la industria.

Sea cual sea el caso, este tipo de iniciativas permiten a las compañías trabajar en la motivación y productividad del personal, la atracción y la retención de talento.

En este post, veremos de cerca qué es una política de incentivos laborales, y cómo crear una que estimule la productividad y mejore la experiencia de los empleados.

¿Qué es una política de incentivos laborales?

Los incentivos laborales son un tipo de programa de compensación que utilizan las empresas para estimular la motivación y el desempeño de los empleados con el fin de aumentar su producción.

Este tipo de práctica surgió alrededor de la segunda mitad del siglo XIX cuando Frederick W. Taylor, uno de sus autores originales, descubrió que los profesionales realizan un mejor trabajo y se esfuerzan más cuando se les ofrecen recompensas adicionales.

Vale la pena destacar que cualquier política de incentivos laborales debe ir acompañada de objetivos reales y medibles. Lo que quiere decir que la empresa puede medir el desempeño del personal y recompensarlos si los resultados son positivos.

Objetivo de una política de incentivos laborales

Según un informe creado por Deloitte, los principales objetivos o razones que tiene una compañía para establecer una política de incentivos laborales son los siguientes:

  • Alinear las recompensas de los empleados con los objetivos de la organización (93%).
  • Crear una compensación total que sea más competitiva en el mercado (69%).
  • Mejorar el rendimiento o la productividad individual (33%).
  • Mejorar la productividad general de los empleados (29%).
  • Reconocer mucho mejor las contribuciones del personal (21%).
  • Fomentar el sentido de pertenencia entre los empleados (20%).
  • Reducir la rotación de personal y mejorar la retención (13%).
  • Lograr una composición salarial óptima para gestionar el coste de la nómina (11%).
  • Otros (1%).

Lo que podemos apreciar con esta información es que las empresas en su mayoría se enfocan en alinear los incentivos con los objetivos comerciales, y ofrecer paquetes que sean más atractivos en el mercado laboral.

Sin embargo, también hay otros motivos para establecer un plan de incentivos como impulsar el crecimiento y desarrollo profesional de los empleados, medir el desempeño de la organización, aumentar la motivación de los empleados, y mejorar la cultura organizacional y el clima laboral.

Beneficios de los incentivos laborales

Los beneficios pueden ser significativos, sobre todo si se diseña un programa que incentiva acciones y comportamientos que benefician a la empresa.

Por lo tanto, aunque los beneficios pueden variar de una compañía a otra, hay algunas ventajas a largo plazo que experimentan todo tipo de empresas:

  • Trabajo en equipo más amigable, ya que muchos incentivos fomentan la cooperación y la colaboración.
  • Mayor productividad.
  • Mayor moral de los empleados.
  • Un mayor bienestar, sobre todo si los incentivos están relacionados directamente con la salud de los empleados.
  • Reducción de la rotación gracias a la disminución de la insatisfacción del personal.
  • Mejora en la reputación y la marca de la empresa, ya que los empleados estarán más motivados a representarla con una actitud positiva.

6 claves para crear una política de incentivos laborales

Los pasos para diseñar un plan de incentivos que estimule la productividad por medio de una experiencia de los empleados más satisfactoria, son los siguientes:

1. Definir el presupuesto

Lo primero que se debe abordar es el tema del dinero ¿Cuánto presupuesto puedes designar para el programa de incentivos? ¿Cuánto puedes prometer y qué tan lejos puedes llegar?

Esto le permitirá determinar el alcance de las recompensas y establecer un presupuesto máximo para el plan.

2. Establecer objetivos claros y medibles

El siguiente paso es definir cuáles serán los objetivos que se quieren lograr. Pregúntese, ¿cuáles son sus prioridades y qué aspectos se necesitan mejorar?

Para esto se puede guiar por los objetivos comerciales más comunes para crear una política de incentivos que vimos más arriba.

3. Análisis de los intereses de los empleados

No todo se basa en los intereses y objetivos de la compañía, al fin y al cabo, la idea es motivar a los empleados.

Entonces, pregúntese, ¿cuáles son las preocupaciones o necesidades de tu personal? Tienes que saber esto antes de implementar un programa de incentivos para que sea realmente efectivo.

Puede enviar una encuesta anónima a todos los empleados para saber con exactitud que es lo que necesitan.

4. Selecciona el tipo de política de incentivos

Después de estudiar los resultados de la encuesta e identificar qué necesitan tus empleados, y alinear esas necesidades con los objetivos de la empresa, es el momento de elegir qué tipo de política se va a implementar.

Puede ser un plan de incentivos laborales no monetarios, monetarios o una mezcla entre ambos.

5. Ponlo por escrito

Es necesario poner por escrito todo lo relacionado con la política de incentivos. Este documento debe contener el propósito, los beneficios potenciales del programa, la descripción exacta de los incentivos y los objetivos que hay que cumplir para obtenerlos, y el método de evaluación para determinar si se lograron los objetivos o no.

6. Comunicar a todo el personal

Es crucial que todos los empleados conozcan la nueva política. Se puede enviar por correo electrónico, crear un video explicativo y establecer reuniones de trabajo para resolver cualquier duda.

Además de asegurarse de que la información llegue a todos, también es importante que la entiendan y sepan en qué consiste exactamente.

Conclusión

Ahora que ya conoce cuáles son las claves para desarrollar una política de incentivos laborales y cuáles son sus beneficios, esperamos haberle ayudado a comprender mejor qué es y cómo establecerla.

Si este contenido le ha parecido útil y quiere saber más sobre el tema, le invitamos a leer el siguiente post: "¿Cómo se relaciona el ambiente laboral y la experiencia del empleado?".