Cómo fomentar la adopción de tecnología en las empresas

28 de Junio de 2022

Invertir en la adopción de tecnología es una estrategia que de ninguna manera puede ser desestimada por las empresas. Su inclusión de forma correcta no solo permitirá aumentar la productividad, sino también ahorrar recursos y simplificar los procesos.

Las herramientas tecnológicas, como los software de control de gastos, son un cambio eficiente dentro de las compañías y permiten que los objetivos y metas planteados se alcancen con éxito.

Asimismo, saber gestionar los cambios en una organización también implica no tener miedo de dar pasos firmes al crecimiento y desarrollo.

En este artículo, usted conocerá cómo puede incorporar la tecnología en su empresa y la importancia que esto tiene para poder competir en los diferentes mercados.

¿Quiere conocer todo sobre la adopción de tecnología? ¡Acompáñenos hasta el final!

Importancia de la adopción de tecnología

Hace diez mil años, en el período Neolítico, se produjo la primera revolución tecnológica. En esa época, los seres humanos dejaron de ser nómadas para volverse sedentarios, y fue entonces cuando desarrollaron las primeras técnicas agrícolas.

Ese principio formó parte de todo lo que tuvo que suceder para que hoy el mundo pueda contar con herramientas tecnológicas capaces de solucionar problemas y hacer la vida más sencilla.

Y vaya que sí hay de donde escoger, la oferta de instrumentos digitales es amplia y precisa soluciones para cada necesidad. Y es que todas las herramientas que permiten transformar o combinar lo existente para dar origen a lo nuevo, se traduce en perfeccionamiento, mejoras y avances.

Si llevamos lo que significa la adopción de tecnología al plano empresarial, resulta evidente y favorable su integración, porque además de hacer que los procesos sucedan de manera más rápida, permite ahorrar, cumplir metas y ganar productividad a nivel del talento humano.

Su importancia radica en el avance, crecimiento y desarrollo. En esa posibilidad real de lograr más tiempo para poner en marcha nuevos planes y proyectos. Además, de superar barreras y poder alcanzar la transformación digital.

Por si fuera poco, la tecnología es el puente directo a las ligas mayores: la competencia en el mercado tanto nacional como internacional. Al invertir en una infraestructura tecnológica, la empresa estará al nivel de sus competidores e incluso podrá superarlos.

 ¿Cómo poner en práctica la adopción de tecnología?

La adopción de la tecnología está lejos de ser un lujo. Por el contrario, es una necesidad que, al ser cubierta, permitirá tanto a las pequeñas como a las grandes empresas mejorar su modelo de organización, despacho, cobranza, relación de gastos, producción, capacitación y más.

Dicho esto, para que una empresa pueda adoptar tecnologías de manera eficiente, precisa que quienes estén al frente de ese plan, tengan claro cuáles son los pasos que deben dar. Al mismo tiempo, los gestores del cambio deben ser visionarios, innovadores y pragmáticos.

A continuación, le mencionaremos los 7 pasos necesarios para poner en marcha la adopción de la tecnología y así llegar a la transformación digital en su organización:

1. Valoración

Lo primero es analizar y comprender las metas-objetivos, en presente y futuro.

Para eso es necesario realizar un diagnóstico que muestre cuáles son las áreas débiles y fuertes de la organización, a fin de determinar y priorizar por dónde hay que comenzar a trabajar.

A partir de esa valoración inicial, es posible:

  • Conocer con qué cantidad de recursos cuenta la organización.
  • Indagar sin prisas todos los métodos y procesos que realice la empresa.
  • Evaluar las fortalezas y debilidades.
  • Analizar las destrezas del recurso humano.
  • Informar al cliente los cambios que habrá, en caso de que les afecte de alguna manera.
  • Verificar que todos los colaboradores han entendido cómo será la transición de los procesos.
  • Determinar cuánto tiempo tomará instalar las nuevas tecnologías.

2. Planificación de la estrategia

Antes de la ejecución, está la planificación, y tratándose de la adopción de tecnología, no se puede dejar nada al azar.

Al planificar una estrategia de adopción tecnológica, debe tomar en cuenta los siguientes puntos:

  • Establecer una estructura de trabajo externa e interna.
  • Crear un proyecto de operaciones que describa los métodos que se utilizarán.
  • Diseñar desde cero un modelo de negocios digital.
  • Planificar estrategias que permitan mantener vigente la cultura tecnológica, conservando el sentido de pertenencia.
  • Valoración de riesgos.

3. Análisis de la opinión de los empleados y la cultura organizacional

La adopción de tecnología en las empresas puede causar un impacto en la forma de trabajar de los empleados, así como también en sus rutinas. Por eso es importante conocer sus opiniones.

Evidentemente, no se trata de caer en negociaciones como dejar de hacer un proceso determinado porque el equipo de trabajo no lo acepta. En cambio, la idea es tomarlos en cuenta y darles la oportunidad de ser parte del cambio y que disfruten de ello.

Además, motivarlos a que se interesen por aprender y especializarse en el manejo tecnológico. De esa manera, estarán más satisfechos y con buenas expectativas sobre el futuro laboral que tendrán.

La meta es que se consolide una cultura empresarial proactiva y resiliente, que genere un entorno con capacidades para la transformación digital.

4. Formación de los empleados

A la hora de incorporar tecnologías, es imperante abrirse a nuevos escenarios de crecimiento, y eso incluye invertir esfuerzos en la formación del recurso humano. En ese sentido, cualquier transformación de los procesos que no contempla el factor humano será en vano.

Por eso, es necesario capacitar a los empleados sobre todo lo que significa la inclusión de la tecnología: nuevas herramientas para almacenar datos, gestión de proyectos y nuevas prácticas metodológicas. Y luego de eso, una formación más especializada por cada área de la empresa.

5. Atracción de nuevos talentos

Al asumir la tecnología, se puede dar la necesidad de contratar más empleados que manejen las nuevas herramientas. No solo serán un gran apoyo para el inicio del plan de cambios, sino que servirán de guía para el recurso humano que ya estaba en la empresa.

Esto no es obligatorio, si la organización cuenta con profesionales altamente capacitados en tecnología, no es preciso contratar más. Lo ideal es tener un equipo que aporte nuevas ideas, que se adapte a los nuevos modelos de trabajo modernos y que esté comprometido con la productividad.

6. Armado de un calendario de eventos

La organización es la clave para que los procesos funcionen, y por eso al adoptar tecnologías es recomendable armar un calendario donde se registren todos los eventos —positivos y negativos— que tengan que ver con las nuevas tecnologías adquiridas.

Esto va a permitir corregir a tiempo lo que sea necesario y pulir los sistemas implementados. También, comprobar cuáles son los avances, resultados y la duración de las técnicas empleadas (por ejemplo, si han disminuido o no, en relación a cuando se hacía de forma manual).

 7. Difusión

La publicidad y la comunicación representan el paso final en la adopción de tecnología. Difundir lo que se ha logrado como una propuesta de valor tanto para la empresa como para sus clientes, da relevancia y prestigio.

Asimismo, hay que dejar claro que esos cambios logrados con éxito permitirán mantener la fidelidad, responsabilidad y compromiso con los clientes. Y explicarles que las nuevas tecnologías suponen progreso y crecimiento.

Aún en estos tiempos, hay personas que rechazan la tecnología, por eso, si se trata de estar en línea con los clientes, es prioridad que entiendan que los cambios son para bien y que el plan es avanzar.

Factores que ayudan en la adopción de tecnología

Gestionar la innovación es una responsabilidad enorme porque involucra inversión y tiempo, pero mientras se mantenga la disciplina y la claridad en el proceso de transformación, es más probable tener éxito.

En tal sentido, para lograr que los cambios se mantengan en positivo, hay algunos factores que ayudan a que la adopción de la tecnología se dé lo mejor posible:

  • Tener claro cuáles son los objetivos estratégicos de la empresa para asegurar el entusiasmo y compromiso de las partes interesadas. 
  • Lograr un equilibrio entre la velocidad de implantación de las nuevas tecnologías y la adopción real. 
  • Correlación entre los procesos de trabajo y las funcionalidades de la tecnología. 
  • Medir progresivamente lo que ha sido el impacto de la tecnología.
  • Internalización y externalización de las actividades.
  • Consolidar fuertes alianzas dentro de la empresa.
  • Hacer que los cambios se integren a la cultura de la organización.
  • Descentralización en el proceso de toma de decisiones.

9 ventajas de la adopción de tecnología en las empresas

Aunque ya le hemos mencionado algunos de los aspectos favorables que se producen cuando se efectúa la adopción de la tecnología, vale la pena puntualizar para tenerlos más claros.

1. Incrementa la productividad

Con herramientas tecnológicas, los trabajadores de la organización realizan sus tareas de forma más rápida, autónoma y sistematizada. Esto quiere decir que habrá una buena gestión del tiempo y, por ende, más productividad.

2. Se acortan los gastos

La adopción de la tecnología permite ahorrar recursos en los diferentes departamentos de la empresa. Además, disminuye el margen de error, se reducen los plazos de producción y aumenta la competitividad empresarial.

3. Mejora la capacidad de análisis

Al emplear tecnología, la captación de los datos será más eficiente y, en consecuencia, más leal. Esto permite que la capacidad de análisis aumente, permitiendo así que se tomen decisiones correctas y oportunas. 

4. Nuevas inversiones y negocios

Una vez que la tecnología dentro de la empresa esté marchando y la reciente estructura empresarial sea sólida, habrá un nuevo comienzo que incluye más inversiones y negocios.

Así, será posible comercializar de manera más diligente los servicios o productos, y no habrá fronteras que impidan el crecimiento.

5. Prolonga la vida de la empresa

El uso de distintos tipos de software y otras tecnologías permiten estar al día con la ejecución de procesos y mantenerse alineado con las actualizaciones que vengan. Por ende, la vida de la empresa será extendida porque se mantendrá en innovación.

6. Teletrabajo

La adopción de la tecnología promueve el teletrabajo y permite que se dinamicen algunos procesos, disminuya el estrés y aumente la productividad.

Además de eso, contribuye a controlar los gastos y mejora los horarios a cumplir. Hoy en día, trabajar a distancia es común y en todo el mundo se pueden encontrar espacios de coworking, que tienen todas las comodidades y servicios para laborar a gusto.

7. Automatización

Cuando se automatizan los procesos, es posible reducir considerablemente el trabajo manual, lo que se traduce en mayor rendimiento. También, los niveles de calidad de la empresa son más óptimos, mejora el flujo de datos y hay más flexibilidad en las tareas del día a día.

8. Impulsa la innovación

Con las herramientas que provee la tecnología, se crean nuevos productos, soluciones novedosas a las dificultades y se genera un clima de innovación dentro de la empresa. Esto último motiva a los trabajadores a crecer con la organización.

Promover la innovación a través de cursos y talleres dirigidos al recurso humano es una forma de sembrar la semilla del descubrimiento y que se interesen por el cambio, aspecto que aporta un valor agregado que genera riquezas y da satisfacción. 

9. Mayor comunicación

La adopción de tecnología permite que las empresas tengan mejor y mayor comunicación con sus clientes a través de canales digitales y físicos. Sin embargo, los canales digitales deben utilizarse con estrategias bien definidas y estudiadas a fin de llegar a los consumidores en el momento justo.

¡Hemos llegado al final!

La adopción de tecnología reorienta a las empresas hacia el uso y aplicación de herramientas que mejoran los procesos y son sustentables.

La gestión de la innovación y del cambio van de la mano, y en cualquiera de los casos se necesita concienciar a los empleados para generar un entorno que favorezca la transformación.

Muchas organizaciones aún están arraigadas a sus procesos de origen y se resisten a la tecnología, pero todo indica que la tecnología es una de las claves del éxito para las empresas modernas.

Si usted está al frente de una organización que aún no se ha involucrado con las tecnologías emergentes, asuma el reto y sea el artífice de ese plan que le traerá grandes oportunidades de crecimiento y desarrollo empresarial.

Para obtener información sobre cómo incluir la tecnología en los procesos de su empresa, le invitamos a contactarnos para que conozca las soluciones que SAP Concur puede incorporar a su organización.