El futuro del home office después de la pandemia

22 de Noviembre de 2021

Con la pandemia de COVID-19, el home-office llegó para quedarse. Sin embargo, este esquema de trabajo inteligente plantea nuevas incógnitas para las empresas.

Temas como gastos laborales, políticas de reembolso y la definición de jornadas de trabajo son factores que las compañías comienzan a considerar de cara al "nuevo futuro del trabajo". Para ello, necesitarán tomar nuevas medidas como la adopción de tecnologías integradas y la adopción de nuevas estrategias de comunicación interna.

En este artículo, abordaremos cuál es el futuro del home-office después de la pandemia, así como las tendencias más importantes del trabajo remoto a nivel empresarial.

¡Comencemos!

El home-office durante la pandemia

De acuerdo con un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), antes de la pandemia de COVID-19, menos del 2% de la fuerza laboral de América Latina trabajaba bajo este modelo.

Las principales razones eran que los trabajadores no podían desempeñar sus responsabilidades bajo esta modalidad y que muchos líderes sentían que perdían el control de supervisión de sus empleados; es decir, que no había un monitoreo directo de sus actividades en favor de la organización.

Sin embargo, según datos de Adobe, durante la pandemia, hasta un 67% de los trabajadores a nivel mundial implementaron este nuevo esquema de trabajo, reportando experiencias positivas y grandes beneficios para las empresas.

Los empleados reportaron mayor efectividad en sus labores y las empresas ahorraron en gastos operativos, lo cual representó un mejor retorno de la inversión (ROI).

Y con el avance en su implementación, países como México, incluso legislaron en materia de home-office, incluyendo nuevas disposiciones en la ley con respecto a: gastos operativos que la empresa debe de reconocer a sus trabajadores, así como la adecuación de espacios de trabajo y servicios de tecnología de comunicación e información (TIC).

¿Cuáles fueron los beneficios de implementar el trabajo remoto?

Al migrar a esta modalidad de trabajo, las empresas reportaron grandes beneficios. Entre ellos destacan los siguientes:

Ahorro en gastos

Las empresas lograron abaratar costos como el pago del servicio de electricidad y el alquiler de espacios físicos alternativos, entre otros.

En caso de los colaboradores de las empresas, los estudios reflejan que tuvieron un aumento en su capacidad adquisitiva, aun con el mismo salario. Esto se debe a que hasta un 25% de sus recursos eran invertidos en traslado, alimentación y vestimenta para asistir al lugar de trabajo.

Aumento de la productividad

Estudios de la PwC señalan que un 35% de los empleados de esta modalidad asegura que la productividad empresarial logró mantenerse y un 58% que incluso logró elevarse.

Existe una gama de factores para explicarlo; como el hecho de que cada empleado puede gestionar su tiempo de manera más eficiente y en un entorno favorable para el desarrollo de actividades de alta demanda cognitiva.

Mayor competitividad

Las organizaciones también tuvieron que competir entre sí en el mercado laboral para atraer talentos. Invertir en mejores propuestas de trabajo se convirtió en un factor vital para atraer a más a profesionales capacitados e incentivar la mejora de sus procesos productivos.

¿Qué cambiará en el futuro?

La vacunación a nivel mundial ya ha traído los primeros resultados positivos. Varios sectores de la economía están reactivándose y con ellos, el regreso a los lugares de trabajo. Sin embargo, la pregunta continúa: ¿prevalecerá el home-office después de la pandemia?

Según datos de la Secretaria del Trabajo y Previsión Social, en México el 70% de las labores empresariales podrían realizarse fuera de la sede de las empresas utilizando las tecnologías de la información y comunicación (TIC). Sin embargo, esto no implica que todos los sectores conserven esta modalidad de trabajo.

Veamos algunas de las principales tendencias para los próximos años.

Tendencias del trabajo remoto

Este esquema de trabajo está en constante cambio, a la par de la evolución en la dinámica de trabajo y la colaboración entre equipos. Sin embargo, algunas de las principales tendencias que se esperan en los próximos años son:

Modelos de trabajo híbridos

Luis Sánchez, Managing Director en Cushman & Wakefield México, aduce que una vez superada la pandemia, las oficinas seguirán siendo irremplazables y solo evolucionarán para adaptarse a las nuevas necesidades de las empresas, construyendo un modelo “híbrido” entre trabajo remoto y trabajo en la oficina.  

Con estos datos en mente, la tendencia parece ser un sistema mixto que identifique las labores necesarias a realizar en la oficina y aquellas que se puedan ejecutar desde casa.

De hecho, según una encuesta de la firma KPGM, un 90% de las empresas está considerando la creación de esquemas flexibles que combinen "home-office" con trabajo en oficinas.

Integración de tecnologías de colaboración y productividad

Las empresas adoptarán tecnologías de colaboración y productividad que ayuden a mejorar la sinergia de los equipos y optimicen los flujos de trabajo, garantizando mayor eficacia.

De acuerdo con un estudio realizado por Adobe, las organizaciones recurrirán a los procesos digitales de manera exclusiva, especialmente los equipos de ventas, marketing, recursos humanos y finanzas. Destacan las tecnologías de gestión y uso compartido como las firmas electrónicas, CLM, y aquellas de colaboración y automatización.

Onboarding digital

Otra de las tendencias del trabajo remoto es la incorporación de nuevos talentos con un proceso de onboarding online.

Esto es una gran ventaja para las empresas, si se lleva a cabo correctamente, ya que podrán reclutar a profesionistas de todas partes del mundo mediante la tecnología e integrarlos a la empresa con herramientas cada vez más innovadoras.

Retos del futuro para el home-office

La migración para esta modalidad de trabajo ha planteado una serie de retos desde el punto de vista organizacional, pues para cumplir con las nuevas legislaciones y a la vez mantener la productividad, las empresas tendrán que implementar nuevos procesos y tecnologías.

Aquí algunas recomendaciones:

  1. Uso de herramientas digitales: Las nuevas legislaciones reconocen la obligación de las empresas de brindar a sus colaboradores la dotación tecnológica necesaria para realizar sus labores. Además de esto, a la par las empresas deben optar por tecnologías que hagan más eficientes los procesos y les garanticen mayor productividad.
  2. Capacitación: Este es un elemento necesario para la adaptación y el aprendizaje de los colaboradores. Con la implementación de nuevas tecnologías de trabajo, también viene el uso adecuado de ellas. De acuerdo a un estudio desarrollado por KPMG, bajo este modelo de trabajo el 72% de los encuestados consideran importante el reskilling (desarrollar nuevas competencias) y un 77% de los líderes planea desarrollar y ampliar las habilidades digitales de hasta 30% de sus colaboradores de dos a tres años.
  3. Automatización de procesos: La automatización mediante softwares de gestión será de gran ayuda, ya que mejora la experiencia de los colaboradores, garantiza la productividad y asegura el manejo de la información.
  4. Adecuación en políticas de gastos: Se deberán establecer lineamientos y límites claros respecto al reporte de costos de los colaboradores. La política debe permitirle a la empresa identificar en tiempo real el cumplimiento de los lineamientos de la empresa.

En conclusión

Estudios han reflejado que hasta 70% de las actividades productivas de las organizaciones pueden hacerse desde casa. Aun así, con fijación a datos provenientes de un reciente informe de SAP, en América Latina, solo el 24% de los consultados indicaron estar preparados para este esquema.

Esta modalidad de trabajo presenta muchos retos, lo que obliga a las empresas a un cambio de estructura para lograr una migración exitosa hacia el home office o, en dado caso, a la modalidad mixta; sin embargo, una implementación exitosa asegura grandes beneficios para las empresas.

Si le interesó este tema, lo invitamos a descargar nuestro ebook: 7 pasos para construir una empresa más resiliente y adaptable. En él, conocerá como aliarse a la tecnología para potenciar a su empresa. ¡No se lo pierda!