6 estrategias de crecimiento empresarial eficaces

26 de Enero de 2022

Una estrategia de crecimiento empresarial consiste en el diseño de un plan y el conjunto de acciones que se ponen en marcha para impulsar la presencia de la compañía dentro del mercado. Su principal objetivo es impulsar su participación en el mercado y desarrollar una ventaja competitiva única.

En épocas de crisis y recuperación económica, estos planes son especialmente importantes, ya que se relacionan directamente con su crecimiento y competitividad en el mercado. Sin embargo, estos deben plantearse de forma constante, con el objetivo de:

  • Mejorar las ventas;
  • Incrementar la cuota de mercado;
  • Aumentar su margen de utilidad;
  • Expandir su empresa.

En este artículo, abordamos qué tipos de crecimiento empresarial existen, sus principales características y le presentamos algunas estrategias muy eficaces para las compañías.

¿Qué tipos de crecimiento empresarial existen?

Primero, definamos los tipos de crecimiento corporativo y sus aspectos más relevantes.

Crecimiento interno

Las empresas aplican estrategias desde el interior de la organización. Un ejemplo de este crecimiento es la inauguración de nuevas sucursales de distribución o la creación de plantas de producción para incrementar la manufactura.

En líneas generales, permite implementar nuevas tecnologías de forma más sencilla, además de que facilita el crecimiento a un ritmo paulatino.

Crecimiento externo

Sucede cuando una empresa realiza la adquisición de otra compañía para expandir su capacidad de producción o distribución. Este tipo de crecimiento suele emplearse con el objetivo de incrementar la producción rápidamente, ya que requiere de una inversión inicial mayor a comparación del crecimiento interno.

Ambas categorías requieren que la empresa cuente con una cultura del cumplimiento, ya que se necesita confianza y credibilidad en cualquier escenario posible.

3 beneficios de una estrategia de crecimiento

Ahora que conoce los tipos de crecimiento empresarial, abordemos cuáles son los principales beneficios de implementar estrategias de crecimiento para garantizarlos:

1. Permite mejorar la calidad y productividad organizacional

Cuando se trata de una empresa que vende artículos o servicios, al aplicarse una estrategia de crecimiento externa, se garantiza constante retroalimentación. Esto ayuda a mejorar la calidad final de los productos o servicios, y con ello, asegura un aumento de las ventas.

Por su parte, las técnicas de crecimiento interno permiten acceder a información que ayuda a mejorar la productividad y el rendimiento de su empresa.

2. Facilita el cambio de precios

Podrá modificar el precio de los artículos o servicios de su empresa de manera más sencilla.

Ya sea que la empresa comience a comercializar a nivel mayorista (ofreciendo el menor precio a cambio de una compra a grandes cantidades) o minorista (ofreciendo un precio más elevado a cambio de compras menores), aplicar una estrategia de crecimiento facilitará realizar este tipo de cambios.

3. Ayuda a mejorar la actividad empresarial en épocas críticas

Existen ciertas estrategias de crecimiento que pueden ayudarle a incrementar el número de ingresos en tiempos difíciles.

Aunque inicialmente requiere de cierto capital, una estrategia de crecimiento puede convertirse en el salvavidas de la empresa en una crisis que podría acabar con ella.

6 estrategias de crecimiento empresarial eficaces

Ya que conoce las tácticas de desarrollo, le presentamos las estrategias de crecimiento que puede implementar y unos cuantos consejos que le ayudarán a hacerlo con éxito.

1. Estrategia de penetración en el mercado

Esta técnica busca aumentar el consumo de los clientes o incrementar el número de consumidores. Se busca convencer a prospectos y clientes de la competencia.

Esta estrategia es útil para mejorar el rendimiento de la compañía así como sus ingresos. Para llevarla a cabo, es vital implementar acciones de marketing y promoción desde distintos enfoques, siempre priorizando al cliente.

2. Estrategia de desarrollo del mercado

Se utiliza para comenzar el proceso de crecimiento de una empresa en mercados diferentes. Dentro de esta categoría se encuentran las clasificaciones de internacionalización, las cuales son:

  • Estrategias de inversión directa: implica la construcción o adquisición de establecimientos propios para la empresa en expansión.
  • Estrategias joint-venture: se asocia una empresa con otra dentro del mercado nuevo. Así se consiguen conocimientos del mercado local y se facilita la producción y distribución.
  • Estrategias de franquicias: se ofrece la marca y modelo de un comercio establecido a emprendedores con capital en los nuevos territorios comerciales.

Es primordial realizar una investigación sobre los actores que se involucran en el proceso, sean distribuidores, socios o inversores.

Implementar este tipo de estrategia suele requerir de inversiones en mayor o menor grado. Será conveniente elegir esta técnica cuando se encuentre en un momento próspero.

3. Estrategia de desarrollo del producto

Busca sacar el máximo provecho de los productos o servicios de una empresa. También conlleva a la mejora del servicio o producto comercializado. Este tipo de técnica se puede utilizar si se busca aumentar las ventas, siempre y cuando cuente con recursos suficientes (tanto materiales como humanos).

La introducción de nuevos productos o los cambios a los actuales, siempre debe basarse en las sugerencias y retroalimentación de sus clientes.

4. Estrategia de diversificación

Esta estrategia busca expandir la oferta de productos y servicios, ya sea tras la creación de nuevos productos dentro de la misma industria o la adquisición de empresas de sectores distintos.

Puede salvar a una empresa de la crisis, sobre todo si incursiona en industrias distintas a las que domina. Para esto, un estudio de mercado será muy útil.

5. Estrategia de integración vertical

Con esta se busca la expansión al incursionar hacia un modelo de distribución distinto al utilizado. Se puede elegir entre dos tipos:

  • Integración vertical hacia arriba: con ella, la empresa minorista comenzará actividades para el sector mayorista (y quizá también de manufactura). Si la empresa es mayorista, se agrega la fabricación de productos para otras compañías que no se encuentran en el catálogo de oferta.
  • Integración vertical hacia abajo: es cuando una empresa manufacturera incursiona en la distribución mayorista o minorista. Como empresa mayorista, se puede comenzar a ofertar también en el modelo minorista.

En cualquiera de los dos tipos de estrategias, contar con metodologías ágiles brindará un gran apoyo, después de todo se trata de expandir la distribución y con ello también la producción.

Una última nota para este tipo de estrategias: hay que tomar en cuenta que el ajuste de precios debe realizarse con base en un análisis detallado del nuevo mercado. De esta manera, se añadirán ofertas adecuadas a los recursos del público objetivo.

6. Estrategia del océano azul

Hace referencia a las empresas que deciden comercializar dentro de un mercado desconocido, es decir donde hay poca competencia, o esta es inexistente. Este mercado es conocido como océano azul.

Aunque al inicio puede parecer una técnica infalible para crecer, lo cierto es que para tener éxito se debe mantener calidad y promoción constante, ya que con el paso del tiempo la novedad se vuelve costumbre.

Conocer estas técnicas y contar con otros datos para la toma de decisiones incrementará la cantidad de objetivos de desarrollo alcanzados.

Ahora que conoce estas estrategias de crecimiento, si le interesa potenciar aún más el desarrollo de su empresa, le invitamos a descargar el ebook: La experiencia de empleados y su impacto en los negocios. ¡No se lo pierda!