¿Cómo las devaluaciones afectan los viajes de negocios?

7 de Abril de 2022

La inestabilidad política y financiera presente en muchos países de América Latina ha ocasionado que algunas naciones de la región hayan experimentado la devaluación de sus monedas locales frente a divisas tradicionalmente más fuertes y estables como el dólar y el euro.

Por otra parte, la reciente invasión de Rusia a Ucrania y las expectativas del mundo entero ante la escalada bélica, también están afectando la economía de Estados Unidos y países de Europa.

Ante este escenario mundial y luego de la recesión global como consecuencia de la pandemia de COVID-19, las empresas se han visto en la imperiosa necesidad de introducir cambios importantes para reducir gastos y disminuir de alguna manera las repercusiones económicas. 

En este sentido, las herramientas tecnológicas juegan un papel determinante en la reactivación y recuperación de áreas como el turismo de negocios (business travel).

Con esto en mente hemos elaborado este artículo en el que analizaremos qué son las devaluaciones, cómo afectan los viajes corporativos y de qué manera los softwares de gestión de viajes pueden ayudar a las empresas a sortear las dificultades en esta materia.

¡Acompáñenos!

¿Qué es una devaluación y cómo afecta a las empresas?

La devaluación es la pérdida de valor de una moneda con respecto a otra u otras.

Muchas veces, esta depreciación es provocada por el Banco Central del país en cuestión, quien disminuye el valor nominal de la moneda local con respecto a otras divisas extranjeras al imprimir gran cantidad de billetes e insertándolos en el sistema financiero nacional.

El incremento de la cantidad de billetes y monedas circulantes en un país, aumenta la oferta y ocasiona la pérdida de valor de la divisa.

Pero esto también puede ser una reacción a dinámicas de mercado, como la desconfianza en el entorno político local que conlleva a la fuga de capitales y la dolarización del ahorro.

La devaluación conlleva una serie de implicaciones en el sistema económico de los países y por ende acarrea consecuencia sobre las empresas.

La devaluación en términos generales afecta la toma de decisiones, dificulta la planeación, la evaluación de proyectos y el análisis financiero, al tiempo que aumenta la necesidad de financiamiento, disminuyendo la rentabilidad y productividad de las empresas, lo que obliga a estas a reducir gastos y restructurar algunas de sus áreas.

¿Por qué es importante el business travel?

La crisis generada por la pandemia del COVID-19 y la devaluación de la moneda en varios países de Latinoamérica encontró una solución temporal en el teletrabajo, reuniones y eventos virtuales e hizo a las empresas replantear su política de viajes corporativos y el plan de crisis.

Sin embargo, una vez superada la etapa más fuerte de la crisis, las compañías necesitan adquirir un mayor posicionamiento competitivo, con sus viajeros corporativos moviéndose por el mundo, vendiendo y cerrando tratos con un apretón de manos.

Pero veamos cuales son las razones por las cuáles los viajes de negocios son una inversión importante para la captación y fidelización de clientes.

El apretón de manos cierra más tratos

Si bien es cierto que las videollamadas pueden resultar mucho más cómodas y económicas que los viajes de negocios, si su intención es cerrar el trato y ganarle un cliente a la competencia, tendrá mayores posibilidades si los visita.

Y es que una solicitud cara a cara tiene un posibilidad 34 veces mayor de aceptación que un correo electrónico y esto se debe principalmente a que la presencia genera confianza y seguridad.  

¡Nunca olvide que los humanos somos seres sociales por naturaleza!

El retorno de la inversión es muy alto

Otro aspecto importante a tomar en cuenta es que los viajes de negocio no representan un gasto sino una inversión, que según información publicada por la Asociación de Viajes de los Estados Unidos (United States Travel Association), cada dólar que se invierte en un viaje de negocios tiene un ROI de entre 10 y 15 dólares.

La socialización activa el cerebro

Dada la naturaleza del ser humano, realizar negocios en persona activa la parte social de nuestro cerebro y esto facilita la obtención de beneficios.

El contacto facilita la comunicación

Cara a cara la comunicación fluye mejor y es mucho más sencillo entenderse.

La comunicación a través de canales electrónicos resulta más impersonal y hace difícil la percepción del lenguaje no verbal. Además siempre existe la posibilidad de que la persona que se encuentra del otro lado de la pantalla se distraiga.

También es posible que surjan fallas técnicas durante el encuentro virtual que interrumpan o dificulten la negociación.

¿Cómo pueden ayudar los softwares de gestión de viajes?

Los softwares de gestión de viajes simplifican y facilitan el cumplimiento de la política de la empresa.

Además, pueden establecer la automatización de flujos de aprobación, fijar límite de gastos por empleado o configurar alertas para evitar el fraude interno.

Todo esto ayudará a mitigar los efectos de la devaluación, sin necesidad de disminuir o suprimir los beneficios que otorgan los viajes de negocios a su empresa.

Por otra parte, cada una de las personas de su empresa que deba realizar viajes de negocios se sentirá acompañada y segura al poder contar en su teléfono móvil con un sistema de gestión de viajes de última tecnología, es decir, un gestor de viajes las 24 horas del día los 365 días del año

Esto además será un incentivo para sus colaboradores que aumentará su productividad y fidelización para con la organización.

¡Llegamos al final!

Esperamos que toda la información que le hemos aportado a través de este artículo le sea de utilidad y le anime, de no haberlo hecho ya, a implementar en su negocio un software de gestión de viajes que facilite a sus colaboradores el cumplimiento de las políticas de la empresa y les brinde una experiencia más segura, confortable y satisfactoria.

Las soluciones digitales de gestión de gastos son hoy en día una herramienta indispensable para el control financiero de todas las empresas que sin importar su tamaño o área de negocio, quieran permanecer competitivas, aumentar la productividad y hacer crecer sus ganancias.

Si le gustó este artículo le invitamos a hacer clic en este enlace para conocer las tendencias de los viajes corporativos para los próximos años.