¿Qué es la innovación disruptiva y cuáles son los principales beneficios para las empresas?

22 de Marzo de 2022

A fines de los 90, el teórico y consultor de negocios Clayton M. Christensen desarrolló una influyente teoría en torno al término innovación disruptiva.

Con el auge de la digitalización, en la actualidad este concepto es más importante que nunca para las empresas que pretender ser más competitivas apoyándose en la tecnología.

Pero, ¿en qué consiste la innovación disruptiva? ¡Siga leyendo y descubra cómo aplicarla en su organización!

¿Qué es la innovación disruptiva?

La innovación disruptiva es la aplicación de nuevas ideas que conducen a la modificación de productos, servicios y procesos, generando cambios drásticos en el mercado, las empresas y el comportamiento de los consumidores. 

Su propósito es que los productos y servicios sean más económicos, accesibles, fáciles de entender, actualizados y orientados a mejorar la experiencia del cliente.  

En muchas ocasiones, innovar supone la creación de un nuevo producto o la mejora de uno ya existente, lo que implica la obsolescencia de la versión anterior y en algunos casos su completa desaparición.

En el entorno empresarial, esto significa que los líderes del mercado pueden ser desplazados por otras organizaciones que apostaron por la innovación disruptiva para la optimización de sus productos, procesos y servicios. 

Innovación y tecnología disruptiva

La mayoría de los procesos de innovación disruptiva están estrechamente ligados con la transformación digital y los avances tecnológicos. De hecho, el término inicial era tecnología disruptiva.

El consultor de negocios y profesor de la Escuela de Negocios de Harvard (Harvard Business School), Clayton M. Christensen (1952 – 2020), introdujo el vocablo tecnología disruptiva en el artículo “Disruptive Technologies: Catching the Wave”, publicado en el año 1995, en coautoría con el académico Joseph L. Bower.

Posteriormente, Christensen publicó el libro “El Dilema del Innovador” (The Innovator´s Dilemma) en 1997, en el que profundizó en el concepto de tecnología disruptiva y decidió modificar el término por el de innovación disruptiva.

El autor argumentaba que no todas las tecnologías son sostenibles o disruptivas, sin embargo, el modelo de negocios que ayudan a crear, sí genera cambios disruptivos.

Christensen hablaba de dos tipos de innovación: la sostenible (optimización de productos existentes) y la disruptiva (productos más baratos y sencillos orientados a satisfacer las necesidades futuras del cliente).

Tipos de innovación disruptiva

Dependiendo de su propósito, la innovación disruptiva puede clasificarse en dos tipos:

Innovación disruptiva de bajo nivel

Este tipo de innovación utiliza como modelo productos y servicios existentes para presentar alternativas (semejantes) a los consumidores interesados.

Dichos productos suelen tener menor precio, poca calidad en los acabados o funcionalidades limitadas (por ejemplo, los smartphones de gama alta, media y baja).

Innovación disruptiva de nuevos mercados

En este caso, tal y como su nombre lo indica, la estrategia apunta a la creación de nuevos mercados, satisfaciendo las necesidades futuras del cliente y desplazando a la competencia.

Los productos asociados con la innovación disruptiva de nuevos mercados suelen tener mayor calidad y precio, que aquellos que están enmarcados en la innovación disruptiva de bajo nivel.

Beneficios de la innovación disruptiva

La innovación disruptiva ofrece diferentes beneficios, tales como la oportunidad de incursionar en nuevos mercados (o mercados existentes) con productos más económicos que inevitablemente captarán la atención de un segmento de la población.

De la misma forma, al participar en nuevos mercados o apuntar a un grupo de consumidores cuyas necesidades no han sido satisfechas, se evita entrar en confrontación directa con las grandes empresas.

Recuerde que la innovación empresarial representa una oportunidad de crecimiento para su organización, dado que facilitará la creación de un nuevo modelo de negocio, a partir del reconocimiento de los puntos débiles y el destaque de las fortalezas de la empresa. 

¿Cómo aplicar la innovación disruptiva en su empresa?

Las estrategias de innovación empresarial pueden aplicarse en todo tipo de organizaciones; sin embargo, deben tenerse en cuenta ciertos criterios:

Solucione un problema

La implementación de estrategias de innovación empresarial debe tener un objetivo claro, para ello es fundamental conocer al cliente y el mercado.

Descubra la necesidad o el deseo no satisfecho del consumidor, puede tratarse de algo existente o desconocido por el propio cliente.

Preste atención a la competencia

Estudiar a los nuevos y antiguos competidores ayuda a entender mejor las tendencias, identificar potenciales nichos y analizar las posibilidades de los nuevos mercados emergentes.

Deje que todos participen

Si bien es preciso contar con un equipo que lidere el diseño de estrategias de innovación disruptiva, es conveniente permitir que los miembros de otras áreas participen en el proceso.

La idea es que todos los participantes puedan aportar propuestas sobre cómo mejorar procedimientos o introducir cambios que conduzcan al aumento de la productividad, la reducción de los tiempos o la disminución de costos, entre otros beneficios.    

Considere que es posible fallar

A pesar de todas las buenas intenciones, es posible que la incursión en la innovación disruptiva no genere los resultados esperados.

En ese caso, es aconsejable reconocer la derrota, rescatar el aprendizaje proporcionado por la experiencia y aplicar lo aprendido en un nuevo proyecto.

Innovación disruptiva e incremental

Un concepto ligado con frecuencia al de innovación disruptiva es el de innovación incremental, la cual abarca específicamente la introducción de mejoras en productos, servicios y procesos existentes.

Para algunos autores, la innovación disruptiva comprende únicamente la creación de nuevos productos que rompen el mercado y, por ello, la diferencian de la innovación incremental.

No obstante, aunque puedan considerarse dos modelos diferentes, no son excluyentes. Para una organización, es posible trabajar con ambas estrategias dependiendo del mercado y el tipo de consumidor al que se dirigen.

Vale la pena destacar que es precisamente la innovación incremental la más aplicada por las empresas; ya que trabajar a partir de productos existentes, supone mantener un control de gastos inteligente y simplificar los gastos empresariales

La innovación disruptiva e incremental son esenciales para entregar las mejores soluciones a los clientes, y ahora que conoce mucho más de ellas, lo invitamos a leer el siguiente artículo: Digitalización: La palabra clave para que las PyMEs optimicen sus finanzas.