Los 10 tipos de fraudes financieros más comunes

10 de Febrero de 2022

Los tipos de fraudes financieros causan graves perjuicios en las empresas, por esta razón, son uno de los mayores riesgos que quieren evitar las compañías.

Puertas adentro, entre los mismos colaboradores, suelen ocurrir con frecuencia situaciones fraudulentas o confusas, que destruyen la confianza en empleados y directivos y crean problemas económicos.

Lo peor es que estos problemas se están volviendo más comunes en los ámbitos empresariales. De hecho, los expertos advierten el crecimiento como la espuma de fraudes vinculados con los gastos corporativos.

Todo esto se traduce en pérdidas de dinero que pueden ser de miles y hasta millones de dólares al año, lo que obviamente depende de la actividad y magnitud de la empresa.

¿Cómo prevenir estas fugas en los gastos corporativos? ¿Cuáles son los fraudes más comunes y en qué consisten?

De ello le hablaremos a continuación.

¿Cómo detectar a tiempo los fraudes financieros?

Controlar los gastos, hacer reembolsos y preparar los informes financieros son parte del día a día de cualquier empresa, ya sea que se trate de una PyME o de un consorcio con oficinas en el mundo.

El asunto clave es hacer de toda gestión de gastos una práctica adecuada y eficiente. Ello implica disponer de controles que permitan detectar a tiempo irregularidades como cuentas que no cuadran, fugas u operaciones poco transparentes o incompletas.

Al respecto, la ACFE, o la Association of Certified Fraud Examiners, advierte que el 90% de los especialistas en finanzas empresariales coinciden en que la incertidumbre generada por la COVID-19 seguirá elevando las alertas de fraude en los gastos corporativos.

Andi McNeal, a cargo del departamento de Investigación en la ACFE, refiere que el incremento en los tipos de fraudes corporativos creció un 79% durante el 2020.

Y no tiene dudas de que esto podría empeorar si las empresas ignoran las maneras de protegerse de los riesgos de estafas.

Pero ¿cómo lograrlo? Para prevenir a tiempo estos riesgos elevados, es importante que se den tres condiciones claves:

  • Que las organizaciones se adapten rápidamente a nuevos procedimientos en sus políticas de auditorías y controles.
  • Que se implemente una cultura de acatamiento de normas dentro de las empresas.
  • Que se establezcan mecanismos tecnológicos efectivos para el control de fraudes.

Pérdidas en cifras

Se calcula que las pérdidas de dinero atribuibles a los fraudes pueden rondar el 5% en los gastos anuales de las empresas.

Este 5% se relaciona más con los gastos realizados por los empleados o por las fallas en las políticas de gestión de gastos e incumplimiento de las pautas de control.

Otras estadísticas que pueden darnos una idea de las dimensiones de este problema son las siguientes:

  • El 24% de los fraudes en las empresas se deben al manejo ineficiente del efectivo circulante y de las cajas menores.
  • Detectar estas fugas de dinero puede demorarse un buen tiempo, sobre todo si se depende de sistemas arcaicos de conteo de ingresos y egresos.
  • En muchos casos, los fraudes se detectan luego de un año o 24 meses.

Ahora bien, ¿qué son los fraudes corporativos y en qué consisten? Siga leyendo.

10 tipos de fraudes en las empresas

Los fraudes empresariales incluyen una variedad amplia de actos ilegales, engaños, irregularidades, datos ocultos o información falsa.

Son acciones donde se violenta la confianza de personas u organizaciones para sacar ventajas, obtener dinero, servicios o bienes, todo por vías deshonestas.

Entre los tipos de fraudes financieros más frecuentes se encuentran estos diez:

1. Fraude por gastos inflados o ficticios

Es un fraude en el que los empleados o gerentes entregan informes falsos o cuentas abultadas a fin de solicitar reembolsos por viajes, combustible y otros gastos inexistentes.

2. Malversación de fondos

Es el robo de dinero en efectivo o activos que pertenecen una empresa. Puede incluir manejo irregular de inventarios, extracción de equipos y de suministros, cambio de registros, etc.

3. Conflicto de interés

Cuando un ejecutivo, gerente o empleado oculta información clave por intereses personales o económicos es también un tipo de fraude.

4. Skimming

Se le conoce como “descremado”. Ocurre, por ejemplo, cuando un empleado o directivo no reporta en los libros contables el ingreso por ventas.

5. Fraude por rol de pagos

Es cuando se exigen pagos con base en reclamos falsos. Es el caso de un empleado que pide el pago de horas extras no realizadas, o el abultamiento de la plantilla de trabajadores con personal que no existe.

6. Desviaciones

Cambiar el curso de una transacción potencialmente rentable para una empresa es otra de las modalidades de engaños financieros.

7. Fraude en los balances financieros

Ocurre cuando los directivos o empleados de confianza aportan información tergiversada de los estados financieros de una organización.

Puede ser por sobrestimación de ingresos o activos, por subestimación de gastos y pasivos, por pago de comisiones, ventas ocultas, entre otros.

8. Fraude de desembolso

Es otra modalidad en la que se reclaman pagos a empresas de “cascarón” o de fachada. También contempla facturaciones fantasmas por reclamos de salud, seguros de desempleo, cobros de pensiones mediante el robo de identidades y muchos otros delitos.

9. Corrupción y sobornos

El lucro personal con tácticas fraudulentas y la aceptación o petición de favores a empleados y directivos claves es otro de los tipos de estafas contra empresas y organizaciones.

10. Evasión de impuestos

Consiste en no declarar los impuestos o aportar datos falsos a fin de obtener una reducción de los compromisos fiscales.

Como puede ver, existen muchas clases de fraudes. La buena noticia es que existen soluciones para reducir estos riesgos.

¿Cómo prevenir los fraudes financieros?

Si busca soluciones para su organización, existen sistemas de automatización integral con inteligencia artificial que permiten simplificar las auditorías de gastos y promover normas y buenas prácticas financieras dentro de la empresa.

Este tipo de tecnología facilita:

  • Realizar procesos simplificados: esto permite detectar de forma automática posibles fraudes, equivocaciones o patrones indebidos.
  • Mayor control y visibilidad: todos los elementos financieros son mostrados para optimizar la validación de fechas, cotejo de datos y proveedores, cruce de información entre departamentos y otros factores cruciales.
  • Reembolsos con menores riesgos: la aprobación automática de partidas de bajo riesgo y las restricciones para aquellas de mayores cuantías eleva la protección.
  • Detección de usos accidentales: permite efectuar mejores seguimientos, optimizar la planeación financiera y el abordaje a tiempo de las situaciones de riesgo.

En conclusión, prevenir los tipos de fraudes exige hoy la adopción de soluciones tecnológicas realmente eficientes para las empresas. Estas tecnologías resultan claves para procesar cantidades de datos, identificar errores con anticipación y prevenir pérdidas financieras.

¿Le interesa adquirir una solución para prevenir los fraudes corporativos en su empresa? En ese caso, lo invitamos a conocer mas sobre nuestro software de gestión de gastos. ¡Tenemos la herramienta adecuada para su empresa.