Capacidad productiva de la empresa: 5 consejos para aumentarla

6 de Septiembre de 2021

La optimización de la capacidad productiva es indispensable para garantizar una producción enfocada a la estrategia de competitividad de la empresa. De ese modo, el éxito de la organización está garantizado.

Como empresario, es indispensable que pueda identificar áreas de mejora de este proceso mediante el acceso a la información en tiempo real. Pero, ¿cuáles son las mejores herramientas para lograrlo?

En este artículo abordamos 5 consejos para maximizar su capacidad productiva y lograr así todos sus objetivos de negocio.

¿Le interesa el tema? ¡Siga con nosotros hasta el final!

¿Qué es la capacidad de producción?

Vamos a comenzar por lo primero, ¿qué es la capacidad productiva?

Este término hace referencia al máximo volumen de productos que puede elaborar una fábrica en sus procesos de producción.

De este modo, una empresa se ve en la necesidad de aumentar su producción, con la finalidad de satisfacer un incremento inmediato (real) o anticipado (futuro) en la demanda del cliente.

De manera inmediata, implica el uso del equipo existente durante un tiempo prolongado con el fin de satisfacer la demanda. De forma anticipada, requiere un uso efectivo del equipo existente o la compra de nuevos equipos, lo cual implica un mayor gasto para la empresa.

¿Cómo aumentar la capacidad productiva de la empresa?

Como responsable de una organización, existen acciones que pueden ayudarle a aumentar la capacidad productiva de manera muy efectiva.

A continuación se las explicamos con detenimiento.

1. Reduzca el tiempo de inactividad no planificado

La reducción del tiempo de inactividad no planificado e inoperativo es indispensable para aumentar la capacidad productiva de su empresa.

Y es que dicho lapso puede costarle miles de dólares por minuto, por lo que reducir el tiempo de inactividad operativa produce grandes resultados.

En principio, conlleva a incrementos proporcionales en los niveles de fabricación, por lo que las mejores prácticas utilizadas en una sola fase pueden ser fácilmente llevadas a otras etapas muy similares.

¿El resultado? Multiplicamos el impacto y ello genera como consecuencia mayor capacidad de producción.

2. Relacione su empresa con la automatización de los procesos

Actualmente existen soluciones innovadoras que brindan procesos muy sofisticados de automatización, en actividades tan esenciales como el control de gastos, por ejemplo.

Los beneficios para mejorar la capacidad productiva son muchos. Permiten evitar errores, minimizar las tareas manuales y agregar más transparencia a cada etapa.

Las plataformas digitales son ideales para generar estrategias de gestión inteligentes a fin de administrar eficientemente los recursos, costos y procesos de adquisición, así como todas las acciones que estimulen una relación positiva con los proveedores y colaboradores.

El objetivo es presupuestar proyectos más exitosos, efectivos y precisos, y lograr las metas en el menor tiempo posible.

Para ello, la recomendación es que busque plataformas que le brinden una visión integral de toda la información de su empresa. La solución debe contar con una visibilidad extensa y detallada de todas las etapas.

Alcanzar los objetivos requiere de una visión estratégica de sistemas e infraestructuras, entre ellos la experiencia de usuarios, equipos y datos, para así optimizar la solución de problemas.

3. Minimice las paradas menores

La reducción al máximo de las paradas menores es esencial para mejorar la capacidad productiva y el flujo de caja de cualquier empresa.

Aunque normalmente se trata de paradas menores, las cuales pueden durar entre tres y cinco minutos, son lo suficientemente largas para paralizar la productividad.

Y es que dichas paradas suman un importante tiempo perdido en los procesos de producción de las compañías, especialmente si usted no cuenta con la visibilidad para precisar los motivos.

Si se cuenta con mecanismos para su detección, la capacidad de reducir las pérdidas es de entre 50 y 75%.

Los empresarios de clase mundial emplean el análisis de causa raíz con la finalidad de identificar problemas de calidad y retrabajo en procesos empresariales, al tiempo que continúan haciendo ajustes precisos.

4. Elimine la variabilidad de la producción y la pérdida de calidad

La pérdida de calidad en el producto que, por ende, ha sido rechazado, tiene un impacto doble: mano de obra y material. Y por consiguiente merma la rentabilidad.

Un estándar general tiene que ver con el cálculo de la efectividad del equipo, que implica un rechazo a la producción que incide en la capacidad.

Por otro lado, la consistencia en la productividad se traduce inmediatamente en una cadena de suministros más predecible y confiable.

Ello, por efecto, provoca un aumento en la tasa de pedidos perfectos, mientras se reduce el tiempo perdido como consecuencia del retrabajo.

5. Establezca prioridades de mejora en un contexto financiero

Como empresario o encargado de una compañía, es bueno considerar que no todos los períodos de inactividad son similares.

De este modo, la probabilidad de análisis del éxito en las categorías de pérdida, ofrecerá una preparación a los profesionales de operaciones, a fin de que prioricen los esfuerzos y logren mejor sostenibilidad.

Es simple, en el momento en que se consideren los factores de costo como parte de la evaluación, los profesionales de calidad en operaciones generales priorizarán sus acciones en prácticas para aumentar la productividad.

¡Llegamos al final!

Para aumentar la capacidad de producción de una compañía es indispensable examinar las operaciones e implementar el uso de tecnología y automatización de procesos desde el área financiera hasta la productiva.

De este modo, la puesta en marcha de plataformas sistematizadas que permitan monitorear y analizar las operaciones en tiempo real, es una de las acciones más indicadas para alcanzar el éxito.

Si además de conocer cómo aumentar la capacidad de producción le interesa saber los pasos para lograr una empresa más resiliente, le invitamos a descargar el siguiente ebook:

7 pasos para construir una empresa más resiliente y adaptable